La Startup de IA «Embodied Intelligence» quiere que los robots aprendan de los seres humanos usando la realidad virtual

Dependiendo de a quién se pregunte, el agarre robótico se ha resuelto desde hace tiempo. Es decir, el acto de agarrar físicamente un objeto, no dejarlo caer, y luego hacer algo útil es algo con lo que los robots se sienten cómodos. La parte difícil es decidir qué y cómo agarrar, y eso puede ser muy, muy difícil, especialmente fuera de un entorno estructurado.