¿Que son los Virus? ¿Como Funcionan? ¿Están Vivos?

¿Que es un Virus?

Un virus es una partícula microscópica infecciosa que sólo puede replicarse entrando en una célula y utilizando su maquinaria celular.

A diferencia de las bacterias, los virus no consisten en una célula propia ni tienen su propio metabolismo. No tienen producción de energía propia ni posibilidad de síntesis de proteínas. Por lo tanto, estrictamente hablando, no son seres vivos.

Los virus que infectan las bacterias se llaman bacteriófagos. Hay virus que infectan a los animales y virus que infectan a las plantas. Si causan enfermedades, los virus pueden considerarse gérmenes patógenos.

Fue en 1953 cuando André LWOFF estableció las tres características fundamentales que hacen que los virus sean , pues… virus:

1 Los virus sólo contienen un tipo de ácido nucleico (ADN o ARN) que constituye el genoma viral.

2 los virus se reproducen a partir de su material genético y por replicación.

3 los virus están dotados de un parasitismo intracelular absoluto.

Cualquier organismo que cumpla las tres máximas anteriores se puede considerar un virus.

En aspectos unitarios muy rudimentarios, los virus constituyen una forma muy elaborada de parasitismo. Como dijimos anteriormente, solo pueden reproducirse dentro de las células vivas; al no tener un sistema de energía, desvían la maquinaria celular en su beneficio para replicarse y asegurar su supervivencia. Son, en cierto modo, estructuras extremadamente simples cuyos elementos protegen unos pequeños trozos de código genético cuyo propósito es infiltrarse en una célula para parasitarla y luego destruirla.

La noción de enfermedad viral se remonta a finales del siglo XIX, con el descubrimiento de enfermedades transmisibles por agentes ultra filtrables invisibles bajo microscopía electrónica. Los virus, definidos inicialmente por su tamaño, se encuentran en todas las especies animales, en las plantas (incluidas las algas y los hongos) y en las bacterias (bacteriófagos).

El término «virus» dado a los virus informáticos evoca la malignidad y la perversidad de los virus que, en los seres humanos, pueden ser responsables de trastornos complejos que pueden destruir células, luego alterar tejidos, y luego inducir relaciones complejas con el sistema inmunológico, que pueden incluso llegar a destruirlo literalmente y, por ejemplo, provocar el SIDA y la muerte de la persona infectada.

En última instancia, con la ayuda de unos pocos genes, los virus pueden alterar y modificar los programas de función intracelular en su beneficio, con el objetivo final de transformar el organismo infectado en un contaminante, capaz de propagar la infección y asegurar la supervivencia del virus.

¿De dónde vinieron los virus?

Hay mucho debate entre los virólogos sobre esta cuestión. Se han articulado tres hipótesis principales:

  1.  La hipótesis progresiva, o de escape, afirma que los virus surgieron de elementos genéticos que adquirieron la capacidad de moverse entre las células;
  2.  la hipótesis regresiva, o de reducción, afirma que los virus son remanentes de organismos celulares; y
  3.  la hipótesis del virus-primero afirma que los virus son anteriores o coevolucionaron con sus actuales huéspedes celulares.

La estructura de un virus

Los virus no son células, sino partículas infecciosas cuyos genes están encerrados en una capa de proteína:

Los virus tienen una estructura relativamente simple. Consisten en una o más moléculas y a veces están rodeadas por una envoltura de proteínas. Las moléculas contienen el material genético, es decir, el ADN o ARN, con la información sobre su reproducción.

Los virus vienen en una variedad de formas que se especializan en atacar a su célula objetivo. Los dos componentes principales de todos los virus son el genoma viral y su capa protectora de proteínas, conocida como la cápside. El genoma viral está compuesto por ARN o ADN de una o dos cadenas, y codifica las proteínas que componen la cápside. Juntos, el genoma viral y la cápside se conocen como la nucleocápside.

Pasemos ahora a ver un poco mas detalladamente lo que es el Genoma y la Cápside.

El Genoma

Un virus siempre tiene un genoma que es el ADN o el ARN, por lo que en la clasificación de los virus se hace primero una distinción entre los virus de ADN y los de ARN. Este genoma puede ser monocatenario (de una sola cadena) o bicatenario (de dos cadenas).

La Cápside

El genoma está empaquetado en una estructura proteica llamada cápside, de una palabra griega, capsa, que significa caja. La cápsula protege el genoma. Tiene una conformación geométrica que, dependiendo del virus, es tubular o poliédrica. Una nucleocápside es la estructura compacta que se forma cuando la cápside se ensambla alrededor del genoma.

Más en Nanova ||  Forma anormal del ADN visto por primera vez en células vivas

Tamaño y forma de los Virus

Los virus son diminutos, sólo unos 20 a 300 nanómetros de tamaño. Por eso no se pueden ver con un microscopio de luz normal, sino que requieren un microscopio de electrones. Los virus se presentan en muchas formas diferentes. Algunos virus parecen renacuajos con una larga cola, otros son redondos o incluso con forma de varilla.

La clasificación de los virus

En este momento histórico, se parte de la base en la estructura de los virus más que en su patogenicidad o tamaño para su clasificación. Los tres primeros criterios de la clasificación son, por orden, la naturaleza del ácido nucleico del genoma, ADN o ARN, la conformación de la cápside, tubular o icosaédrica, y finalmente la presencia o ausencia de peplos.

¿Todos los virus te enferman?

No todos los virus de nuestro entorno afectan a los humanos. Y no todos los virus que afectan a los humanos nos enferman. Porque a menudo nuestro sistema inmunológico reacciona rápidamente y combate a los invasores con éxito. No obstante, hay importantes enfermedades que son causadas por virus.

¿Dónde se producen los virus?

Los virus invaden las células animales, vegetales o humanas. Utilizan estas células vivas como «células huésped». Incluso en el medio ambiente, a veces pueden sobrevivir durante mucho tiempo y seguir siendo contagiosas. Sin embargo, si no encuentran una nueva célula anfitriona, mueren tarde o temprano.

Doscientas especies de virus son patógenas para los humanos. La mayoría de las enfermedades virales son benignas (por ejemplo, la rinitis). Otros son definitivamente graves (por ejemplo, la encefalitis, el SIDA, la hepatitis, las fiebres hemorrágicas). Por último, algunos virus desempeñan un papel en el desarrollo de tumores malignos y cánceres.

¿Cómo se reproducen los virus?

Para multiplicarse, los virus también necesitan células huésped. Tan pronto como los patógenos entran en nuestro cuerpo, es decir, tan pronto como nos infectamos, los virus comienzan a multiplicarse. El virus se acopla a la célula anfitriona y produce los bloques de construcción necesarios. Una vez que el material genético del virus es liberado, la célula anfitriona se ve obligada a producir numerosas partículas de virus y a ensamblarlas en nuevos virus. La célula anfitriona muere entonces y se liberan miles de virus, que inmediatamente comienzan a buscar una nueva célula anfitriona. Las células huéspedes pueden ser glóbulos rojos y blancos, por ejemplo, pero también células del hígado, células musculares y otras. Mientras estamos enfermos, excretamos los patógenos, a menudo durante algún tiempo después.

¿Qué funciona contra los virus?

No es fácil combatir los virus con medicamentos. Los antibióticos, por ejemplo, son ineficaces contra las enfermedades virales. Existen los llamados medicamentos antivirales, pero éstos sólo ayudan contra tipos individuales de virus. Sin embargo, una vez que el propio sistema de defensa de nuestro cuerpo se ha enfrentado al patógeno, somos inmunes a este virus en muchos casos. Entonces no podemos ser infectados con el mismo patógeno por segunda vez.

¿Cómo garantizan los virus su supervivencia?

Los virus son flexibles: el virus de la gripe (virus de la influenza), por ejemplo, cambia constantemente de cara y puede así superar más fácilmente las propias defensas del cuerpo. Por eso la vacuna contra la gripe sólo protege durante un año, porque en la siguiente oleada de gripe el artista de cambio rápido puede haber cambiado ya su apariencia. La vacuna se adapta anualmente a las características de los virus de la gripe que se encuentran actualmente en la carretera o se espera que lo hagan.

¿Qué enfermedades virales hay?

Los virus pueden causar enfermedades inofensivas como un resfriado común o incluso el herpes labial. La mayoría de las infecciones gastrointestinales también son causadas por virus. Pero también las infecciones graves como el Coronavirus,  el VIH/SIDA o la hepatitis son causadas por virus. Los virus también causan muchas de las llamadas enfermedades clásicas de la infancia como la varicela, el sarampión o la rubéola.

Comparte en:
Ana Villanueva

Doctora en Educación por la Universidad de Chile en el año 2010. Subdirectora del Departamento Interfacultativo de Psicología Evolutiva y de la Educación. Experto profesional en E-learning 2.0: educación por internet y formación on-line; me fascina las ciencias de la salud.