¿Que es el Estoicismo? Guia rápida explicada para novatos

El Estoicismo es la escuela filosófica helenística fundada en Atenas por Zenón de Citio (333-263 a.C.), desarrollada por Cleantes (330-233 a.C.), y llevada a su plena madurez y sistematizada por Crisipo (281-208 a.C.).

La filosofía estoica se ocupa de la lógica, la física y sobre todo de la ética y se basa en el concepto de lógos (razón inherente a las cosas), entendida como un principio veraz en la lógica, cosmológico en la física y normativo en la ética.

El estoicismo enseña a mantener una mente tranquila y racional sin importar lo que te pase y te ayuda a entender y a concentrarte en lo que puedes controlar y no preocuparte y aceptar lo que no puedes controlar.

Para los que les gusta lo súper rápido y condenso, esa fue nuestra versión de estoicismo en un tres párrafos, que, por supuesto, cubre sólo una fracción de lo que se trata el estoicismo.

Zenón de Citio

Según la física estoica, el universo está compuesto de materia y está penetrado por el alma divina (pneuma), el aliento caliente, que da forma y orden a la naturaleza. Nada de lo que ocurre se debe al azar, pero todo acontecimiento es «fatal»: de ahí el concepto estoico de destino, que coincide con el de la divina Providencia. La Divina Providencia gobierna el mundo de acuerdo a un plan universal, donde cada existencia encuentra un significado y un fin. Se identifican la necesidad y la racionalidad.

Como ser racional, el hombre debe adaptarse al diseño providencial del universo, que subordina al individuo a la preservación del conjunto.

Los tres pilares del Estoicismo

Lógica estoica

La lógica para los estoicos se divide en dialéctica y retórica; la dialéctica trata tanto de las formas en que se forma el conocimiento como de las reglas formales según las cuales se desarrolla el razonamiento.

El alma es una tabula rasa que adquiere el conocimiento para el impulso original de la sensación, que se imprime en los órganos de los sentidos y luego pasa al alma en forma de alteración, o huella material, dando lugar a una representación.

El alma juzga cada representación con su parte racional y da su asentimiento sólo a aquellas que son particularmente claras y evidentes: así tenemos lo que los estoicos llaman representaciones catalépticas (literalmente: comprensivas), que sirven de base para el proceso intelectual, que tiene un carácter universal.

Los estoicos también admiten la existencia de anticipaciones, o «prolijos», concebidos como concepciones naturales de lo universal, innatas en el hombre.

Física estoica

La física estoica es materialista y se basa en la admisión de dos principios: uno activo, lógos, y uno pasivo, la materia.

El lógos se entiende como fuego, o pneuma (aliento caliente), es decir, como el principio natural que da vida al mundo (la vida está ligada al calor), pero también como la forma de las cosas, es decir, como el principio que hace que las cosas sean conocibles, y por lo tanto racionales en sí mismas.

Esta doble valencia de lógos determina algunas consecuencias importantes:

  1. el mundo, puesto que está constituido y gobernado por lógos de fuego, sufrirá cíclicamente la destrucción por conflagración, y luego se reformará siempre idéntico una y otra vez;
  2. el cosmos es comparable a un gran ser vivo en el que todas las partes son solidarias;
  3. el lógos (la razón), como inherente a las cosas, domina todo evento, de modo que por un lado todo es racional, por otro lado todo está rígidamente determinado;
  4. el lógos mismo se configura como un principio divino y por lo tanto determina una clara concepción panteísta.

Ética estoica

El principio en el que se basa la moralidad estoica se llama «primer instinto» y corresponde al instinto de autoconservación, por el cual toda persona viviente busca lo que es bueno para su naturaleza y escapa de lo que es malo para ella. Como el hombre es esencialmente lógos, es decir, la razón, debe buscar lo que aumenta su razón, es decir, la ciencia, y huir de lo que la perjudica, es decir, la ignorancia.

El bien y el mal, la virtud y el vicio se definen, por lo tanto, en términos de ciencia e ignorancia (intelectualismo ético), reproponiendo así lo que era la esencia del pensamiento de Sócrates.

Por otra parte, los estoicos reducen el placer a una manifestación pura de virtud; condenan la pasión sin apelación, abogando por la apatía (ausencia de pasiones); niegan valor ético a cualquier realidad que no sea la virtud-ciencia, declarando la vida, la salud, la belleza indiferentes desde el punto de vista moral (es decir, ni el bien ni el mal) y «preferibles» sólo desde el punto de vista físico y biológico. Todas las virtudes se reducen a una sola, la ciencia de los bienes y los males, y la virtud se considera siempre idéntica en todos los seres racionales, hombres y dioses.

Más en Nanova ||  Nuestra definición de ciencia

Los estoicos también, a diferencia de los epicúreos, reevalúan el derecho positivo del Estado, ya que lo consideran una expresión directa del principio lógos.

Fundación

Zenón de Citio fundó el estoicismo alrededor del 301 AEC. El nombre viene del Stoa Poikile, la columnata de Atenas donde Zenón y sus estudiantes se reunían para discutir. Aunque a Zenón se le atribuye la fundación de la filosofía, sus sucesores, como Crisipo, pudieron ampliar sus ideas. Además, los primeros estoicos recibieron la influencia de otras filosofías de la época, como el cinismo y el escepticismo.

Virtudes

En lugar de imaginar una sociedad ideal, los estoicos tratan de lidiar con el mundo tal como es, mientras persiguen la mejora de sí mismos a través de cuatro virtudes cardinales –

  • Sabiduría – navegar por situaciones complejas de una manera lógica y tranquila
  • Templanza – ejerciendo autocontrol y moderación
  • Justicia – tratar a los demás con justicia, incluso cuando han hecho mal.
  • Coraje – enfrentando los desafíos diarios con claridad e integridad

Estoicos prominentes en la historia

Tres de los estoicos de más alto perfil, cuyo trabajo perdura hasta el día de hoy –

  • Zeno – De todos los estoicos, Zeno tiene una de las historias más fascinantes del descubrimiento de la filosofía.
  • Cleantes – el sucesor de Zeno y segundo jefe de la escuela estoica.
  • Marco Aurelio – Emperador de Roma del 161 al 180, autor de Meditaciones.
  • Séneca el Joven – Filósofo romano estoico, estadista, dramaturgo, autor de Cartas sobre Ética: A Lucilio.
  • Epicteto – Filósofo griego estoico, autor de Discursos, Fragmentos, Manual.
  • Cato el Joven – El último de una línea familiar de prominentes estadistas, Cato pasó toda su vida en la mira pública como el abanderado de los optimistas de Roma
  • Hecato de Rodes -Un filósofo aparece una y otra vez en los escritos de Séneca. Aunque se mencionan a Catón, Epicuro y muchos otros filósofos prominentes, es probablemente Hecato quien se ha ganado la mayor cantidad de citas en la obra de Séneca.
  • Gaius Musonius Rufus – Se convirtió en un prominente profesor de estoicismo en Roma hasta que el emperador reinante en ese momento, Nerón, descubrió una conspiración que conspiraba contra él y desterró a Musonio a la desolada isla de Gyaros en el Mar Egeo.

Aplicación del Estoicismo en la actualidad

Técnicas estoicas que William B. Irvine describe particularmente bien en su libro «Una guía para la buena vida»: El antiguo arte de la alegría estoica –

  • Visualización Negativa – Los estoicos recomendaron que pasáramos el tiempo imaginando que hemos perdido las cosas que valoramos. Que nuestra esposa nos ha dejado, que nos han robado el coche o que hemos perdido el trabajo. Haciendo esto, los estoicos pensaron, nos hará valorar a nuestra esposa, nuestro coche, y nuestro trabajo más de lo que lo haríamos de otra manera.
  • Tricotomía de control – distinguiendo entre las cosas sobre las que tenemos completo control, las cosas sobre las que no tenemos ningún control y las bisagras sobre las que tenemos algún control pero no completo.
  • Internalizar los objetivos – Los estoicos encontraron una manera de mantener su tranquilidad a pesar de su implicación con el mundo que les rodea: Internalizaron sus objetivos. Su objetivo no era cambiar el mundo, sino hacer lo mejor para lograr ciertos cambios. Aunque sus esfuerzos resultaran ineficaces, podían sin embargo estar tranquilos sabiendo que habían logrado su objetivo: habían hecho lo que podían.
  • Fatalismo hacia el pasado y el presente – Los estoicos abogaron por el fatalismo hacia el pasado y el presente, hay cosas que se pueden cambiar y actuar en el futuro. El pasado ya ha sucedido, no puede ser cambiado. No tienes un control completo sobre el presente en este mismo momento.
  • Autonegación – Como una extensión de la visualización negativa, «Además de contemplar las cosas malas que suceden, a veces deberíamos vivir como si hubieran sucedido».
  • Meditación Estoica – evaluando regularmente su propio progreso en la práctica del estoicismo.
Comparte en:
Martín González Soto

Martin González Soto (n. en 1974 en la Santiago de Chile), nacionalizado Español  en 1999, es un profesor de robotica aplicada e informática de la Universidad Libre de Madrid, en España, y un reconocido experto en redes neuronales artificiales e inteligencia artificial.