¿Que es el bienestar digital?

El bienestar digital o salud digital es un movimiento que se ocupa de controlar la cantidad de tiempo que pasamos frente a los dispositivos móviles, la web y la tecnología en general. Esto significa reconocer el daño potencial que la excesiva dependencia de las pantallas puede causar, ya sea acortando nuestra capacidad de atención o perjudicando nuestra productividad. Lee cómo tu teléfono inteligente está dañando tu cerebro para saber más sobre eso.

Para ayudar a limitar este daño potencial, las estrategias de bienestar digital tienen como objetivo ayudarnos a recuperar el control del uso del teléfono inteligente y establecer límites útiles que proporcionen espacio y tiempo de inactividad. La tecnología en sí misma no es ciertamente «mala», pero es importante que reconozcamos el daño potencial que puede causar algo tan extendido, y que desarrollemos estrategias para mitigar ese riesgo.

Si está de acuerdo en que al menos deberíamos aprender a controlar el uso de nuestros teléfonos inteligentes, entonces, ¿qué puede hacer al respecto? Ahí es donde entra en juego el bienestar digital, y mas abajo se presentan algunas de las estrategias que puede utilizar para protegerse.

Nuestro bienestar general está determinado por las experiencias físicas y emocionales que tenemos a diario. Como la tecnología sigue siendo una parte tan grande de nuestras vidas, desde la forma en que representamos lo que somos hasta las interacciones que tenemos con otros, también tiene un impacto en nuestro bienestar. Esto se conoce a menudo como su «bienestar digital» o «bienestar en línea».

Se trata esencialmente de tener conciencia de cómo el estar en línea puede hacernos sentir y cuidar de nosotros mismos y de los demás cuando estamos en línea. Esto puede incluir el reconocimiento del impacto que puede tener el estar online en nuestras emociones, en nuestro bienestar mental e incluso en nuestra salud física, y saber qué hacer si algo va mal.

Nuestro bienestar digital puede verse influenciado por las elecciones que hacemos en línea, el contenido que vemos, las interacciones que tenemos con los demás e incluso por el tiempo que pasamos participando en la tecnología e Internet. Los informes han revelado que quienes pasan mucho tiempo en línea tienen más probabilidades de ver contenidos molestos, recibir comentarios abusivos o enviar abusos a otras personas.

La tecnología e Internet deberían estar ahí para mejorar y simplificar nuestras vidas en lugar de ser una causa de distracción, preocupación o molestia. Sin embargo, no todas las experiencias en línea son positivas para los jóvenes y esto puede tener un impacto negativo en la forma en que se sienten acerca de sí mismos, sus amistades y relaciones, e incluso en la forma en que ven el mundo en general.

Estrategias para mejorar el bienestar digital

Establezca un toque de queda

Mirar las pantallas azules antes de ir a la cama puede aumentar el cortisol y agotar la melatonina, impidiendo que entremos en el sueño más profundo posible. Esto puede incluso ser un factor importante que contribuye al insomnio.

Esto puede incluso ser un factor que contribuya en gran medida al insomnio.

Una solución simple es fijar una hora límite para el uso de los teléfonos inteligentes, tal vez 30 minutos antes de ir a dormir. Esto le da a su cerebro la oportunidad de asentarse y le permite caer más fácilmente en un sueño más profundo.

Filtros de luz azul

La alternativa ligeramente inferior a simplemente apagar el teléfono antes de dormir es entrar en un modo nocturno. Este modo tiene diferentes nombres dependiendo de tu smartphone y sistema operativo, pero generalmente, funciona de la misma manera en todos los casos. El modo nocturno cambia la pantalla a un tono ligeramente más cálido y reduce la cantidad de luz azul de nuestros teléfonos, alterando sutilmente el impacto que tiene en el cerebro.

Dicho esto, un estudio realizado en 2019 por la Universidad de Manchester encontró que la luz azul no es en realidad la peor ofensiva en términos de cortisol. En otras palabras: ¡este método puede no funcionar en absoluto!

Habilitar la escala de grises

Una estrategia para combatir la adicción a los teléfonos inteligentes es habilitar la escala de grises. Según el ex-ético de diseño Tristan Harris, esto puede reducir el bucle de retroalimentación que proporcionan nuestros teléfonos y limitar el golpe de la dopamina. Esto también hace que el teléfono se vea menos atractivo, lo que a su vez significa que es menos probable que queramos usarlo a menos que tengamos algo importante que hacer.

La mayoría de los teléfonos Android permiten cambiar a la escala de grises a través del menú de Accesibilidad.

Ir a la baja tecnología

¿O qué tal si damos un paso más y cambiamos a un teléfono que esté en escala de grises por defecto? ¿Como un viejo Nokia 3210? No sólo tiene una especie de onda hipster chic, sino que también te alejará completamente de muchas de las aplicaciones más adictivas.

La cuestión es si podrás vivir sin Google Maps y WhatsApp. Pero siempre podrías hacer que esto sea algo que hagas durante unos días de la semana…

Si no, también deberías considerar usar un Kindle cuando quieras leer sin distracciones, o un dispositivo como The Traveler para escribir. Estos convierten la falta de funciones en su principal característica, manteniéndonos centrados en el trabajo/lectura que estamos haciendo, y libres de interrupciones o pantallas brillantes.

Más en Nanova ||  Ahora se pueden producir glóbulos rojos en laboratorio

Seguimiento del uso de la aplicación

Hay un dicho que dice «lo que se rastrea, mejora». En otras palabras, muchos de nosotros fallamos en moderar el uso de nuestra aplicación simplemente porque no somos conscientes de la magnitud del problema.

Haciendo un esfuerzo por controlar la cantidad de tiempo que pasamos usando aplicaciones específicas, podemos encontrar maneras de reducirlo. Incluso podríamos decidir dejar de usarlas y eliminar aplicaciones como Facebook. Conozco a mucha gente que ha dado ese salto.

De la misma manera, mantener un ojo en el tiempo de pantalla general y el uso del teléfono también se recomienda para un mejor bienestar digital.

Bloqueo de notificaciones

Aunque no elimine las aplicaciones ni limite su uso, es posible que al menos desee desactivar las notificaciones. Esto puede ayudarte a evitar las interrupciones y a decidir con qué frecuencia quieres interactuar con una aplicación, en lugar de lo contrario.

Algunas personas también consideran que el uso de un reloj inteligente puede ser una herramienta útil para mantener sus teléfonos inteligentes en sus bolsillos. Pero si se trata simplemente de cambiar un vicio por otro está en discusión.

Tener una desintoxicación digital

Si reducir no es suficiente para matar tu adicción, entonces podrías necesitar una desintoxicación completa. Esto puede significar pasar una semana o más sin usar ninguna tecnología, y muchas personas dicen que lo encuentran una experiencia iluminadora y rejuvenecedora.

Si quieres un poco de ayuda para empezar, siempre puedes visitar DigitalDetox.com. Esta compañía organiza eventos, coteja estudios y generalmente es la bandera de la desintoxicación.

Encuentra actividades para equilibrar el uso de tu teléfono inteligente

Por último, piensa en la otra mitad de la ecuación: ¿qué haces con el resto de tu tiempo para intentar contrarrestar los efectos del uso de tu teléfono inteligente?

Por ejemplo, si piensas que el surfing en la web está erosionando tu capacidad de atención, podrías elegir pasar un poco más de tiempo leyendo libros o realizando otras tareas. También podrías hacer un esfuerzo para pasar un tiempo de calidad realmente relajante.

Mejor aún, aprende un poco sobre la atención plena o intenta la meditación. Estas prácticas te ayudarán a centrar tu atención, y a ser más consciente de lo que tu cerebro está haciendo a lo largo del día. La meditación no es realmente nada más que atención practicada, y es en muchos sentidos el antídoto perfecto para nuestros estilos de vida modernos.
Una breve introducción al Bienestar Digital de Google

Bienestar Digital es también el nombre de una aplicación específica de Google que pretende ayudarte a emplear muchas de estas estrategias.

Aunque esta aplicación no es compatible con todos los dispositivos, se incluye en los teléfonos con Android Pie o posterior. Para encontrarla, deberás buscar en la configuración y desplazarte hacia abajo hasta «Bienestar digital y control parental». Si no está instalado en tu teléfono, es posible que puedas obtenerla en la Play Store.

La aplicación te mostrará con qué frecuencia usas aplicaciones específicas, pero hace mucho más que eso con ajustes especiales como un modo de enfoque que ayuda a reducir las distracciones y un modo de bajada que cambia automáticamente a escala de grises en un momento determinado. También puedes limitar la cantidad de tiempo que puedes usar aplicaciones específicas (por ejemplo, para que no puedas abrir Facebook durante más de 20 minutos al día), y puedes pausar o restringir las notificaciones caso por caso.

Más aplicaciones y herramientas para el bienestar digital

El bienestar digital parece ser el centro de atención de Google en este momento, y actualmente está experimentando con más soluciones. «Buzón», por ejemplo, retendrá sus notificaciones hasta un momento que haya acordado previamente. «Isla desierta» te restringe sólo a las aplicaciones más esenciales. Puedes comprobar algunas de ellas en «Experimentos con Google». También hay un sitio web completo con consejos y sugerencias que puedes encontrar en wellbeing.google.

Minimalismo digital

Esto también nos recuerda que el bienestar digital no debería aplicarse sólo a los teléfonos inteligentes: es un estado mental que necesitamos llevar a nuestros ordenadores, lugares de trabajo y tiempo de inactividad. Deberíamos encontrar formas de ayudarnos mutuamente a evitar la dependencia excesiva de la tecnología, ser respetuosos con el tiempo y tener en cuenta lo que queremos compartir en línea.

En su libro Digital Minimalism, el autor Cal Newport sugiere que todos podemos beneficiarnos al tomar un enfoque más medido y controlado de nuestras vidas digitales. Señala que la tecnología con demasiada frecuencia agrupa lo «bueno con lo malo», que es lo que perjudica la productividad y la paz mental. El concepto se está imponiendo como un enfoque para manejar la tecnología personal, y es uno que todos podemos emplear a nuestra manera. Pregúntate si tu teléfono inteligente te hace estresarte o trabajar demasiado, y considera cuál de estos consejos podría funcionar para ti para combatirlo.

La tecnología tiene el poder genuino de transformar el mundo para mejor – ya lo tiene. El bienestar digital simplemente nos recuerda que todo progreso es un arma de doble filo, y que debemos proceder con cautela.

Comparte en: