Un vínculo entre el síndrome de déficit de atención con hiperactividad y la alimentación poco saludable es encontrado por investigadores

Existe un vínculo entre el síndrome de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y los hábitos alimenticios, específicamente con el consumo de alimentos que pueden ser considerados como “no saludables”. Esto es lo que muestra un nuevo estudio, publicado en el American Journal of Medical Genetics, realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Örebro, Suecia.

Según explica Lin Li, uno de los autores del estudio, los datos adquiridos por él y sus colaboradores muestran un vínculo entre el TDAH y la ingesta más allá de ciertos límites de azúcares y grasas saturadas y al mismo tiempo una ingesta por debajo de ciertos límites de frutas y verduras.

Los investigadores analizaron datos de 18.000 gemelos entre las edades de 20 y 47 incluidos en un registro nacional sueco. Estos datos también contenían respuestas a un cuestionario de estilo de vida y salud.

Los investigadores encontraron un vínculo entre el nivel de inatención e hiperactividad o impulsividad con ciertos hábitos alimentarios, y este vínculo persistió incluso considerando factores como el género, la edad y el estado socioecológico.

Estos hallazgos podrían ser útiles para comprender por qué las personas con TDAH muestran un mayor riesgo de algunas enfermedades somáticas, incluida la obesidad, explica Henrik Larsson, profesor de la universidad sueca y otro autor del estudio.

Como ocurre con todos los estudios observacionales, los investigadores no pueden establecer una causa y, por lo tanto, no se puede decir que una dieta con demasiada azúcar y muy poca fruta y verdura provoque la aparición del TDAH pero el vínculo encontrado por investigadores del Sin embargo, el instituto sueco debería ser un punto de partida para futuros estudios, quizás basados ​​en la experimentación y la investigación molecular, como sugiere el propio Li.

Comparte en: