Los arqueólogos del genoma descubren un camino para activar la respuesta inmune contra el cáncer

«Los arqueólogos del genoma de Canadá han descubierto que los antiguos elementos incrustados en nuestro ADN de generaciones pasadas pueden activar una poderosa respuesta inmunológica que luchará contra las células cancerosas como una infección. La noticia ha aparecido en el sitio web de la Red de Salud Universitaria, una red de hospitales públicos de investigación y capacitación de Toronto. Los resultados de la investigación se han publicado en la revista Nature.

El nuevo estudio se basa en un descubrimiento pionero anterior de la «imitación viral», fenómeno en el que las células cancerosas se comportan como si estuvieran infectadas, activando así el sistema inmunológico para luchar contra el cáncer como si se tratara de una infección. Los científicos descubrieron entonces que las drogas epigenéticas reactivan los elementos repetitivos del ADN y producen un ARN de doble cadena, un modelo molecular que también se observa después de una infección viral.

Los investigadores han identificado ahora elementos específicos de ADN antiguo silencioso ocultos en nuestro genoma que, cuando se «reactivan», pueden despertar una respuesta inmune congénita. Estas incrustaciones han sido llamadas SINE por los científicos.

«Los humanos han adquirido una serie de elementos repetitivos ‘silenciosos’ en nuestro ADN a lo largo de millones de años de evolución, pero no estaba claro por qué y para qué sirven», explica el autor principal, el Dr. Daniel De Carvalho. – Como «arqueólogos del genoma», decidimos definir la función de estas «reliquias de ADN» y descubrimos que bajo las condiciones adecuadas podían reactivar y estimular nuestro sistema inmunológico.

Pero las células cancerosas han evolucionado y han aprendido a escapar del sistema inmunológico incluso en condiciones en las que se activan antiguas secuencias de ADN. Los autores descubrieron que las células cancerígenas toman represalias produciendo más de la enzima ADAR1, que destruye el ARN de doble cadena producido por el ADN antiguo. Por lo tanto, ADAR1 impide la activación del sistema inmunológico por las células cancerosas.

Más en Nanova ||  ¿Cuando se sabe quien gano las elecciones en USA?

Los científicos han intentado eliminar esta enzima. Sin ella, las células cancerosas se volvieron extremadamente vulnerables a las drogas epigenéticas que causan respuestas antivirales.

Comparte en: