La caja torácica de los niños neandertales ya era diferente a la de los humanos modernos al nacer

Un interesante estudio publicado en Science Advances analiza la caja torácica de bebés y niños neandertales. El paleontólogo Daniel García Martínez del Centro Nacional de Investigaciones sobre la Evolución Humana (CENIEH), autor principal del estudio, nos informa que los infantes neandertales tenían una caja torácica similar en conformación a la de los adultos, es decir, una caja torácica que podría ser un apoyo al elevado gasto energético por el que se caracterizaba esta población.

La forma del pecho de un neandertal fue determinada genéticamente

Esto a su vez significa que la forma del cofre de Neandertal fue determinada genéticamente y no fue el resultado de un desarrollo físico siguiendo el estilo de vida, es decir, el de los cazadores y recolectores, esencialmente. Esto puede significar, entre otras cosas, que las diferencias entre las diversas especies de grupos humanos ya estaban presentes al nacer y tendían a acentuarse sólo muy ligeramente más tarde con el crecimiento.

Caja torácica neandertal

La caja torácica de los neandertales era muy diferente a la del Homo sapiens. En comparación con los humanos modernos, de hecho, los neandertales tenían un pecho más corto, más profundo y más ancho. Esto siguió a otras características del cuerpo neandertal, como una pelvis más grande, huesos más fuertes y, en general, una musculatura más extensa y fuerte.

Estas son características que sustentaron el diferente metabolismo de los neandertales, quienes llevaron una vida mayoritariamente como cazadores, como mucho recolectores, existencias, es decir, para lo cual se necesitaba mucha energía y una mayor cantidad de oxígeno en promedio.

Forma del pecho de varios neandertales analizados

Utilizando herramientas de reconstrucción virtual y morfometría tradicional y geométrica, Martínez y sus colegas pudieron reproducir con extrema precisión la forma del tórax de varios individuos neandertales de tres áreas diferentes, Rusia, Kurdistán sirio en Francia.

Nuestros resultados indican que la caja torácica de los neandertales, así como otras regiones anatómicas como la mandíbula, ya tenían diferencias con nuestra especie, las cuales se observan en las cajas torácicas de los neandertales que eran más profundas y cortas que las de los seres humanos. los humanos modernos, como también se observa en los adultos ”, explica García Martínez.

Más en Nanova ||  La extraña luna parecida a la Tierra de Saturno acaba de fallar una prueba clave para la vida alienígena

Gran apertura nasal neandertal

La forma del tórax más compacta pero más profunda y ancha se une por tanto a otra característica física propia de los propios neandertales que tenía más o menos el mismo propósito, a saber, la gran abertura nasal que favorecía el alto requerimiento de energía, especialmente d ‘oxígeno, como se señaló. de Markus Bastir, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (MNCN-CSIC) y otro autor del estudio.

Comparte en: