Dos importantes glaciares antárticos corren cada vez más riesgo de desprenderse

La confirmación de lo que puede considerarse como un daño estructural importante de los dos principales glaciares antárticos proviene de un nuevo estudio publicado en PNAS.

Según los investigadores, el glaciar Pine Island y el glaciar Thwaites presentan importantes daños estructurales que revelan el debilitamiento de la plataforma, daño que ha evolucionado muy rápidamente en los últimos años.

La confirmación proviene de imágenes de varios satélites que preocupan a los científicos por el riesgo de un colapso que podría tener lugar en las próximas décadas. Un colapso de estos dos importantes y extensos glaciares podría llevar a una reacción en cadena que luego involucraría a toda la capa de hielo de la Antártida occidental.

Los glaciares de esta región que se desprenden permanentemente de la capa de hielo representan la mayor contribución de la Antártida al aumento del nivel global del mar. Según un comunicado de prensa publicado en el sitio web del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, estos glaciares deberían ser los primeros en responder al cambio climático, según confirmó la antropóloga ambiental Jessica O’Reilly de la Universidad de India.

Los científicos predicen que una vez que estos dos glaciares colapsen, podrían desencadenar un nivel de desintegración a gran escala de toda la capa de hielo de la Antártida Occidental. Es una región que contiene tanto hielo que por sí sola podría elevar el nivel del mar global en unos tres metros.

El daño identificado por los satélites se refiere a la zona de corte de los dos glaciares, un área donde los propios glaciares se encuentran con una plataforma de hielo. El hielo en esta zona se viene rompiendo desde hace varios años y el fenómeno está formando una serie de grietas paralelas, que acelerarán aún más el desgarro del hielo.

Al mismo tiempo, los glaciares están aumentando su tasa de descenso lo que está favoreciendo aún más cortes y fracturas. A esto se suma un fenómeno que trae aguas oceánicas más cálidas al mar de Amundsen, que está derritiendo aún más las plataformas de hielo desde abajo.

Más en Nanova ||  El material más negro del mundo ha sido desarrollado

“En algún momento podríamos llegar a un punto sin retorno, donde el colapso será imparable. Una vez que se eliminan las plataformas de hielo, no hay forma de detener la pérdida masiva de la Antártida ”, explica Bert Wouters, otro de los autores del estudio.

Comparte en: