Un nuevo material llamado «Proteo» es, según se informa, el primer material que no se puede cortar

Todas las sustancias que conocemos se pueden cortar, incluso los diamantes, hasta ahora. Los ingenieros han desarrollado un material que llaman «Proteus» que afirman que es el primer material no cortable fabricado. El compuesto está hecho de aluminio poroso y cerámica, por lo que es más ligero que el acero y aún así resistirá cualquier molino.

Los investigadores de la Universidad de Durham en Inglaterra y del Instituto Fraunhofer de Alemania afirman que el Proteus se resiste a cortar volviendo las herramientas de corte contra sí mismas y embotándolas. El material está compuesto de una matriz de aluminio (espuma de aluminio) incrustada con esferas de cerámica. Es un 15 por ciento menos denso que el acero, lo que lo hace ideal para aplicaciones como la armadura ligera.

Al morder el aluminio, la herramienta de corte sufre vibraciones extremas cuando golpea las esferas de cerámica. Esta resonancia hace que la herramienta empiece a rebotar, «opacando» así su filo cortante. Además, al golpear la cerámica, las partículas de polvo fino llenan la matriz. Las fuerzas interatómicas entre los granos aumentan proporcionalmente a la cantidad de energía aplicada, haciendo que el material sea aún más duro cuanto más rápido gire la herramienta.

«La fuerza y la energía del disco o el taladro se vuelve sobre sí mismo, y se debilita y destruye por su propio ataque», dijo el Profesor Asistente de Mecánica Aplicada de Durham, Stefan Szyniszewski. «Esencialmente, cortar nuestro material es como cortar a través de una gelatina llena de pepitas. Si atraviesas la gelatina, golpeas las pepitas, y el material vibrará de tal manera que destruirá el disco de corte o la broca».

El Proteus es efectivo contra las amoladoras angulares, taladros y otras herramientas de corte convencionales. Incluso es efectivo contra los cortadores de chorro de agua a alta presión. En este caso, el material funciona de manera diferente en que las superficies redondeadas de las esferas dispersan el agua debilitando el chorro.

Los investigadores ven posibles aplicaciones en los sectores de seguridad y protección. Los vehículos blindados podrían ser más fuertes y ligeros, o las cerraduras podrían resultar invulnerables a las herramientas de corte. Irónicamente, también podría utilizarse para fabricar equipos de protección para los que utilizan herramientas de corte.

Más en Nanova ||  Continúan los hackeos a los hospitales a pesar de la pandemia de coronavirus

Proteus está actualmente pendiente de patente, y el equipo está buscando socios fabricantes para comercializar el material. Si está interesado en los detalles técnicos, han publicado su investigación en Scientific Reports.

Comparte en: