Vivo X50: el primer smartphone con estabilización óptica

Vivo ha creado una primicia mundial al integrar la estabilización óptica en sus nuevos smartphones X50 Pro y X50 Pro Plus. El sistema, que compensa tanto la vibración como la rotación de la lente, promete un rendimiento superior al de los estabilizadores tradicionales.

El fabricante chino Vivo acaba de presentar su nueva gama de smartphones X50. La serie viene en tres modelos, el Vivo X50, X50 Pro y X50 Pro Plus. El buque insignia de estos dispositivos es la nueva cámara estabilizadora de imágenes. Este sistema auto-estabilizador es una primicia en un smartphone, y compensa no sólo las vibraciones y movimientos laterales, sino también las rotaciones alrededor del eje de la cámara.

El X50 Pro Plus cuenta con un módulo fotográfico cuádruple con el nuevo sensor estabilizador de imagen escalonado Isocell GN1 de 1/1,3 pulgadas de Samsung, de 50 megapíxeles. Viene con un teleobjetivo de 13 megapíxeles, un teleobjetivo gran angular de 8 megapíxeles y un sensor de 13 megapíxeles para el modo de retrato. La cámara del X50 Pro es idéntica, excepto por el objetivo principal de 48 megapíxeles. El Vivo X50 utiliza el mismo módulo de cámara que el X50 Pro, pero sin la estabilización del cardán y el teleobjetivo, que se sustituye por un sensor macro de 5 megapíxeles.

Un lanzamiento internacional

Los tres dispositivos cuentan con una pantalla Amoled Full HD+ de 6,56 pulgadas (2.376 x 1.080 píxeles), 8 gigabytes de RAM y 128 ó 256 gigabytes de almacenamiento. En el lado de la gama alta, el Vivo X50 Pro Plus presenta una pantalla de borde curvo con una frecuencia de actualización de 120 Hz y el SoC Snapdragon 865 de Qualcomm. El Vivo X50 Pro es un modelo de gama media con una frecuencia de actualización de 90 Hz y un procesador Snapdragon de 765G. Por último, el Vivo X50 tiene características similares al X50 Pro, pero esta vez con una pantalla plana.

Más en Nanova ||  Experto en Nanotecnología explica que es solo cuestión de tiempo para poder casarse con robots

Por ahora, estos teléfonos inteligentes sólo están disponibles en el mercado chino, donde los precios empiezan en 3.498 yuanes (439 euros al precio actual). Sin embargo, Vivo ha anunciado que se ofrecerán en el mercado internacional, sin mencionar una posible fecha.

Comparte en: