Oleds creados a partir de pelo

Todo es reciclable, incluso el pelo, ya que los investigadores de una universidad australiana han conseguido utilizar este material para crear pantallas de Oled. Para ello, queman el pelo para recuperar el nitrógeno y el carbono necesarios para fabricar partículas electroluminiscentes. Eventualmente, esto también será posible con el pelo de los animales.

¡No tires más tus recortes de pelo o pelo de animal! En su búsqueda de material reciclable, los investigadores de la Universidad Tecnológica de Queensland (QUT) han descubierto que el pelo humano de las peluquerías puede ser usado para crear pantallas OLED.

Para ello, fueron a un barbero en Brisbane y pidieron que les devolvieran todos los cortes de pelo. ¿Por qué lo hicieron? Porque el cabello es una fuente de carbono y nitrógeno, que es útil para fabricar partículas de luz. Para este uso, se trata el cabello, luego se quema a 240° y se obtienen partículas microscópicas que contienen carbono y nitrógeno. Los ingenieros transforman entonces este material en nanodots de carbono de menos de 0,01 micrones de diámetro.

El cabello humano está compuesto de proteínas, incluyendo la queratina, que se descomponen cuando se calientan de forma controlada. El material que queda después de calentarse contiene tanto carbono como nitrógeno en su estructura molecular, lo que le confiere propiedades electrónicas.

Ideal para pantallas pequeñas

Estos nanodots se dispersan luego a través de un polímero para formar «nano-islas», que se utilizan como capa activa en una placa de Oled. Como resultado, cuando se aplica un pequeño voltaje, estos nanodots brillan en azul. No es particularmente brillante, admiten los investigadores, pero aún así debería ser útil para las exhibiciones a pequeña escala. No para teléfonos inteligentes o computadoras, y mucho menos para televisores, sino para dispositivos pasivos que sólo muestran información o se iluminan de acuerdo con un estado, como un sensor de seguridad en una planta de purificación de agua.

Más en Nanova ||  Fuego en un coche eléctrico: esto es lo que pasa y lo que no se debe hacer

Prashant Sonar, autor del estudio, también menciona la idea de embalaje inteligente, objetos conectados o dispositivos médicos «debido a la no toxicidad del material». «A corto plazo, los mismos investigadores planean replicar el experimento con el pelo de animales, como el de los perros y las ovejas.

Comparte en: