Encuentran relación entre los desequilibrios bacterianos y el cáncer de mama

En un estudio publicado , investigadores de la Clínica Cleveland han descubierto diferencias en la composición bacteriana del tejido mamario de las mujeres sanas frente a las mujeres con cáncer de mama.

El equipo de investigación ha descubierto por primera vez que el tejido mamario sano contiene mayor cantidad de la cepa bacteriana Methylobacterium, un hallazgo que podría ofrecer una nueva perspectiva en la lucha contra el cáncer de mama.

Las bacterias que viven en el cuerpo, conocidas como microbiomas, influyen en muchas enfermedades. La mayoría de las investigaciones se han realizado sobre el microbioma «intestinal» o bacteria en el tracto digestivo. Los investigadores han sospechado desde hace mucho tiempo que existe un «microbioma» dentro del tejido mamario y desempeña un papel en el cáncer de mama, pero aún no se ha caracterizado.

El equipo de investigación ha dado el primer paso para entender la composición de la bacteria en el cáncer de mama al descubrir las diferencias microbianas claras en el tejido mamario sano y canceroso.

«Hasta donde yo sé, este es el primer estudio en examinar tanto el tejido mamario como los sitios distantes del cuerpo para detectar diferencias bacterianas en el cáncer de mama», dijo el coautor principal Charis Eng, M. D., doctor en medicina, presidente del Instituto de medicina genómica de la Clínica Cleveland y director del Centro de atención médica genética personalizada.

«Nuestra esperanza es encontrar un biomarcador que nos ayude a diagnosticar el cáncer de mama rápida y fácilmente. En nuestros sueños más salvajes, esperamos poder usar la microbiómica justo antes de que el cáncer de mama se forme y luego prevenir el cáncer con probióticos o antibióticos».

El estudio examinó los tejidos de 78 pacientes que se sometieron a mastectomía para carcinoma invasivo o cirugía estética de mama electiva. Además, examinaron el lavado oral y la orina para determinar la composición bacteriana de estos sitios distantes en el cuerpo.

Más en Nanova ||  ¿Cyborgs? Los circuitos genéticos son ahora posibles

Además del hallazgo de la metilobacteria, el equipo descubrió que las muestras de orina de los pacientes con cáncer tenían niveles más altos de bacterias grampositivas, incluyendo Staphylococcus y Actinomyces. Se necesitan estudios adicionales para determinar el papel que estos organismos pueden jugar en el cáncer de mama.

El coautor principal Stephen Grobymer, M. D., dijo:»Si podemos enfocarnos en bacterias específicas pro-cáncer, podríamos hacer que el ambiente sea menos hospitalario con el cáncer y mejorar los tratamientos existentes».

Se necesitan estudios más amplios, pero este trabajo es un primer paso sólido para comprender mejor el papel significativo de los desequilibrios bacterianos en el cáncer de mama». El Dr. Grobmyer es jefe de sección de Oncología Quirúrgica y director de Servicios de Senos en la Clínica Cleveland.

El estudio proporciona pruebas de principio para apoyar la investigación adicional sobre la creación y utilización de partículas submicroscópicas cargadas (nanopartículas), dirigidas a estas bacterias pro-cáncer. Financiado por una subvención del Centro para la Nanomedicina Transformacional, los Dres. Grobmyer y Eng están colaborando con investigadores de la Universidad Hebrea para desarrollar nuevos tratamientos utilizando nanotecnología para administrar antibióticos directamente a la comunidad bacteriana en cáncer de mama.


El cáncer de mama es el segundo cáncer más común en las mujeres (después del cáncer de piel) en los Estados Unidos, donde 1 de cada 8 mujeres desarrollará la enfermedad a lo largo de su vida.

Comparte en:
Lucia Venegas Alfaro

Lucia ha sido parte de Nanova desde 2018, atraída al sitio por su peculiar carácter y artículos exhaustivos sobre los misterios de la Tierra y el comportamiento humano. Anteriormente fue editora asistente en la revista Que Interesante!, donde se ganó el aprecio de las mentes curiosas de los niños.