Científicos rusos han creado un nuevo método de búsqueda de vida en Marte.

Científicos rusos han desarrollado una nueva forma de buscar vida en Marte y en otros cuerpos celestes del sistema solar – mediante el escaneo láser de su superficie desde una nave espacial o estación de aterrizaje, dijo a RIA Novosti el Director del Instituto de Investigación Skobeltsyn de Física Nuclear MSU, Vicepresidente del Comité Internacional de Investigaciones Espaciales Mikhail Panasyuk.

«Ideamos una técnica de medición y un dispositivo para determinar la supervivencia de los microorganismos en el espacio exterior, basado en un método propuesto por nuestros biólogos universitarios. El método se basa en la radiación fluorescente de bioobjetos de tamaño microscópico después de su irradiación con un rayo láser. A partir de las características de la radiación fluorescente resultante, podemos juzgar si hay vida en el objeto estudiado o no», explicó.

Así que puedes explorar objetos a una distancia de decenas y cientos de kilómetros, pero el método permite detectar rastros de vida sólo en la superficie, pero no bajo tierra, dijo Panasyuk.

El nuevo método, según el científico, se probará en 2021-2022, cuando se ponga en órbita terrestre un pequeño satélite para probar una nueva forma de encontrar vida.

«Hemos desarrollado un instrumento científico de muy pequeño tamaño y como parte del CubeSat 1U (el término CubeSat 1U se refiere a los satélites con un tamaño de 10x10x10 centímetros. – Ed.) o 2U (tamaño 10x10x20 cm. – Ed.) podemos lanzarlo al espacio. El programa se está desarrollando muy intensamente», dijo Panasyuk.

Dentro de la nave espacial en la órbita terrestre habrá objetos biológicos, muy probablemente algas, en los que se planea probar la tecnología de búsqueda de vida.

Además, dijo el científico, se firmó un acuerdo con socios italianos que se dedican a la astrobiología y han desarrollado un método diferente pero similar para encontrar vida en el espacio. Lanzarán su nave espacial con el apoyo de la Agencia Espacial Europea en julio de este año. Después de eso los dos grupos de científicos planean crear un satélite conjunto en formato CubeSat 3U o 6U, donde se instalarán instrumentos rusos e italianos.

Más en Nanova ||  Los científicos de la Federación de Rusia y los Estados Unidos han descubierto un nuevo factor que controla la evolución del virus de la gripe

El trabajo científico que justifica esta forma de buscar la vida se ha publicado en el último número de la revista «Space Research». Participaron en el desarrollo del método empleados del Instituto de Investigación de Física Nuclear D. V. Skobeltsyn de la Universidad Estatal de Moscú, de las facultades de física y biología de la Universidad Estatal de Moscú y del Instituto de Investigación de Biología Física y Química A. N. Belozersky de la Universidad Estatal de Moscú. La labor se llevó a cabo como parte del desarrollo del equipo científico de la nave espacial rusa Boomerang, que ha de explorar Marte y traer a la Tierra muestras de suelo del satélite Phobos de Marcia.

En el trabajo es razonable que las estaciones de aterrizaje y los rovers no puedan cubrir grandes áreas con estudios para encontrar rastros de vida, y los helicópteros, globos y aeronaves dependen de la densidad de la atmósfera y los vientos de los planetas investigados. A este respecto, es preferible colocar escáneres en naves espaciales que estudien el objeto deseado en su trayectoria de vuelo o desde la órbita. Aunque el método desarrollado por los científicos rusos también es adecuado para la búsqueda de vida después de aterrizar en el planeta del vehículo de descenso.

Teniendo en cuenta que la vida en la Tierra se originó a partir de microorganismos, y que algunos de ellos son capaces de soportar condiciones extremas comparables a las del espacio, los científicos llegan a la conclusión de que cuando se buscan rastros de vida en el sistema solar, en primer lugar deben guiarse por la búsqueda de los microorganismos más simples.

Comparte en:
Victor Alvarado

Ingeniero de sistemas, me gusta viajar, leer y pasar el tiempo con mi familia, investigar y escribir artículos de divulgación científica.