Coronavirus y la Cloroquina: ¿Qué es lo que sabemos?

Los medicamentos que se utilizan normalmente para tratar el paludismo, la hidroxicloroquina y la cloroquina, se han promocionado como posibles tratamientos para el coronavirus.

Los tratamientos han sido promovidos y utilizados por algunos líderes mundiales, pero se han planteado preocupaciones sobre su seguridad y eficacia.

Hemos examinado lo que sabemos hasta ahora sobre estas drogas.

¿Por qué estos medicamentos han ganado prominencia?

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reveló en mayo que estaba tomando hidroxicloroquina como medida preventiva contra el Covid-19, pero luego dijo que lo había dejado.

El Sr. Trump se ha referido repetidamente a su potencial. En una conferencia de prensa en abril, dijo: «¿Qué tienes que perder? Tómala».

El Presidente Bukele de El Salvador ha dicho que él y «otros líderes mundiales» también la estaban tomando.

Y el presidente brasileño Jair Bolsonaro afirmó en un video que «la hidroxicloroquina funciona en todos los lugares». Pero eso fue eliminado por Facebook por violar sus pautas de desinformación.

Siguiendo los comentarios del Sr. Trump, se informó de un fuerte aumento en las prescripciones en los EE.UU. tanto para la hidroxicloroquina como para la droga relacionada, la cloroquina.

También ha habido un aumento global de la demanda de ellos.

¿Cuáles son las preocupaciones sobre la seguridad?

Hay preocupación en la comunidad científica sobre el uso de tales drogas para tratar el coronavirus.

La hidroxicloroquina es segura para el tratamiento de la malaria y de condiciones como el lupus o la artritis, pero hasta ahora ningún ensayo clínico ha recomendado su uso contra el Covid-19.

El Presidente Trump tomó el medicamento contra el paludismo hidroxicloroquina como medida preventiva contra el Covid-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detuvo temporalmente varios estudios en todo el mundo por temor a la seguridad. Anteriormente había advertido sobre los peligros de automedicarse con la droga.

El anuncio de la OMS se produjo después de que un estudio sugiriera que la hidroxicloroquina podría aumentar el riesgo de que los pacientes murieran a causa del Covid-19.

La revista médica The Lancet revisó los registros médicos de los pacientes con coronavirus, y encontró que no había beneficios al tomar estas drogas – e incluso podrían aumentar el riesgo de problemas cardíacos.

Pero esta investigación ha sido criticada por un grupo de más de 120 científicos, que han planteado cuestiones sobre cómo se llevó a cabo.

¿Hay pruebas de que funcionen contra el Covid-19?

Hay ensayos en varios países sobre el uso de los medicamentos para prevenir la enfermedad, en los que a veces participan trabajadores de primera línea que lo toman como profiláctico.

Se ha iniciado un ensayo en Europa, África, Asia y América del Sur, en el que se ha examinado a 40.000 personas con hidroxicloroquina, cloroquina o un placebo para ver si es eficaz para prevenir el virus.

Más en Nanova ||  Google se prepara para el pago por voz

Otros estudios están investigando si puede ayudar a los pacientes que ya tienen Covid-19.

En los Estados Unidos, se están llevando a cabo varios ensayos para una combinación de medicamentos que incluyen la cloroquina, la hidroxicloroquina y un antibiótico llamado azitromicina, para tratar a los pacientes de Covid-19.

Nigeria ha dicho que continuará con sus propios ensayos clínicos planificados.

El organismo de aprobación de medicamentos del país dijo que no cuestiona las advertencias de seguridad de la OMS, pero que quería generar datos de las pruebas en la población local.

Marruecos, Argelia y Senegal también han decidido continuar los ensayos, aunque Kenya dice que suspenderá sus estudios previstos.

Hasta ahora no hay pruebas suficientes de estas investigaciones para sacar conclusiones firmes en cuanto a su utilización eficaz tanto en la prevención como en el tratamiento.

También existen riesgos de efectos secundarios graves, incluidos daños renales y hepáticos.

«Necesitamos ensayos clínicos aleatorios más amplios y de alta calidad para evaluar mejor su eficacia», dice Kome Gbinigie de la Universidad de Oxford, autor de un informe sobre las pruebas antipalúdicas para el Covid-19.


¿Hay algún país que utilice estos fármacos?

A finales de marzo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) concedió una autorización de «uso de emergencia» para estos medicamentos en el tratamiento del Covid-19 para un número limitado de casos hospitalizados.

Eso significa que sólo en circunstancias específicas, los hospitales pueden solicitar y utilizar los medicamentos para el tratamiento de Covid-19.

Pero el 24 de abril, la FDA emitió una advertencia sobre los peligros del uso de las sustancias debido a los informes de problemas de ritmo cardíaco en los pacientes.

Científicos estadounidenses han comenzado un ensayo para ver si la cloroquina ayudará a tratar el coronavirus

Otros países también despliegan estos medicamentos antipalúdicos en diversos entornos.

Brasil ha relajado sus restricciones sobre los medicamentos para permitir que los médicos los prescriban a pacientes con síntomas leves de coronavirus, y no sólo a los que están en una condición grave en el hospital.

El gobierno de la India ha ampliado el uso de la droga como medicina preventiva – pero sólo bajo supervisión médica – para los trabajadores de la salud en entornos sin coronavirus, y la policía que trabaja en zonas con altas tasas de Covid-19.

Francia, que había autorizado a los hospitales a prescribirlos a los pacientes con Covid-19, revocó posteriormente la decisión después de que el organismo de control médico del país advirtiera de los efectos secundarios.

Comparte en: