Las Máquinas de respiración artificial son fáciles de hacer

Una de las mayores preocupaciones en los hospitales de todo el mundo es la falta de ventiladores para las unidades de cuidados intensivos. Estas máquinas, necesarias para tratar los casos más graves de Covid-19, cuestan desde 10.000 euros para los modelos más pequeños y hasta 40.000 euros para los más avanzados. Para compensar la falta, muchas empresas, equipos de investigación e incluso individuos están desarrollando proyectos de bajo costo.

Todas las iniciativas se centran en componentes fácilmente disponibles. Algunos usan insufladores manuales, o globos auto-rellenables con una válvula de un solo sentido (Bavu). Estos son los globos que se utilizan en las ambulancias, por ejemplo, que permiten ventilar a un paciente manualmente. Estos proyectos añaden una pieza mecánica para poder presionar el globo de forma automática y regular.

Respiradores desde 40 euros

Uno de estos inventos es el OxyGEN, de la empresa española Protofy.xyz. Se basa en un motor de limpiaparabrisas y piezas de madera o acrílico, y la compañía publica los planos bajo una licencia libre. Un equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) está trabajando en un sistema similar llamado E-Vent. Basado en un prototipo hecho en 2010, su costo se estima en alrededor de 90 euros.

Otros proyectos no utilizan Bavu, sino que combinan componentes comunes con piezas impresas en 3D, como VentilAid. Este invento polaco bajo licencia libre requiere 15 horas de impresión con una impresora 3D y cuesta alrededor de 40 euros. Incluso Dyson ha creado su propio ventilador llamado CoVent. La mayoría de estos inventos no podrán sustituir a los ventiladores médicos ni ser utilizados a largo plazo. Sin embargo, deberían ayudar a compensar la falta de equipo y a salvar vidas durante la pandemia.

Comparte en: