COVID-19 y la conferencia climática: la COP26 se pospone hasta el 2021

Las negociaciones sobre el clima más importantes de los últimos cuatro años se han pospuesto hasta una fecha que se fijará debido a COVID-19. La tan esperada COP26, la Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático que se iniciará el 9 de noviembre de 2020 en Glasgow (Escocia), ha sido aplazada hasta mediados de 2021, tras una reunión virtual entre el comité de toma de decisiones y los representantes del país anfitrión.

Demasiados y demasiado cerca. La decisión se tomó hace mucho tiempo y también fue recibida con comprensión por las organizaciones medioambientales. Treinta mil personas, entre delegados, periodistas y activistas, debían quedarse en Glasgow y trabajar en un centro de exposiciones que ahora se ha convertido en un hospital temporal. El centro de conferencias de Madrid que acogió la COP25 en 2019 ahora también se utiliza para tratar a los pacientes con COVID-19. Es imposible, con las medidas de distanciamiento físico que probablemente nos acompañen en fases alternas, hasta que tengamos una vacuna, imaginar tener tanta gente en la misma ciudad.

Cambio de ritmo

Las negociaciones de la COP26 deberían haber impulsado a los países que firmaron los Acuerdos de París a revisar y reforzar sus objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, operación que debe realizarse cada cinco años y que ahora es necesaria: los compromisos voluntarios asumidos hasta ahora no son suficientes y nos conducen a un futuro de más de 3°C de calentamiento desde la era preindustrial.

Incluso si el aplazamiento era inevitable, dada la emergencia de COVID-19, según los partidarios de la decisión esta cancelación podría convertirse en una oportunidad para hacerlo mejor. La pandemia nos está enseñando los valores de la colaboración y la solidaridad, que son cruciales para hacer frente a la crisis climática también. Una vez que la emergencia haya pasado, los gobiernos de todo el mundo tendrán que invertir enormes sumas de dinero para reconstruir sus magulladas economías nacionales: las negociaciones tendrán lugar en esa etapa, y podrían desviar las inversiones hacia sistemas de producción más sostenibles.

Comparte en:
Jasper Bueno

Soy licenciado en Ciencias de la Comunicación porque de niño siempre quise ser locutor y cubriré la parte ecológica en Nanova.