Cámaras Wifi, visualiza en directo en tu smartphone

Las cámaras de video son la mejor manera de grabar lo que estamos viendo en ese momento, y así tener un recuerdo del acontecimiento que estamos viviendo. Pero también podemos realizar grabaciones cuando no estamos, y nos haría la función de cámara de vigilancia. 

Y desde hace ya un tiempo, las video cámaras han dado un paso más y nos permiten ver en directo desde nuestro smartphone todo lo que están enfocando, mientras nos encontramos en cualquier lugar del mundo. De esta forma, podremos ver cuando no estamos, y saber lo que está ocurriendo en ese preciso instante. Desde Camaras-Espias.com nos explican las opciones que tenemos, y además cómo camuflarlas en objetos, es decir, nuestra cámara espía wifi perfecta. 

Hoy en día ya es raro pensar en una cámara que no retransmita en directo, puesto que de hecho en nuestra vida cotidiana ya usamos la visualización en vivo cuando realizamos videollamadas con nuestros familiares, amigos o bien en nuestro trabajo. 

En nuestra sociedad cada vez está más implantado el concepto de visión en directo, y las cámaras de video domésticas no podían quedarse atrás. 

Las video cámaras wifi actuales, generalmente tienen todas un funcionamiento muy parecido. En primer lugar, necesitan conectarse a un router wifi que se encuentre cerca del lugar donde vayamos a instalarlas, a una distancia máxima aproximada de 6-10 metros que irá en función de las paredes existentes. 

De esta forma, la cámara tendrá la conexión a internet necesaria que le permitirá poder enviar la imagen en directo a nuestro teléfono móvil. Y todo ello siempre a través de la aplicación del fabricante de la cámara. 

La configuración de este tipo de cámaras suele ser prácticamente igual en casi todas las cámaras, y debemos estar en un entorno cercano al router wifi, a la cámara y a nuestro smartphone. 

En primer lugar deberemos descargarnos la App que nos indique el fabricante de la cámara, y que suele ser gratuita y compatible con IOS y Android. 

Una vez instalada la aplicación, cuando encendemos la cámara, ésta emite una red wifi propia a la que deberemos conectarnos con nuestro teléfono para poder tener una conexión directa con la cámara estando cerca de ella.  

Después la App nos guiará para vincular la cámara al router wifi del lugar donde la vamos a dejar instalada, añadiendo la contraseña de dicho router. De esta forma, la cámara ya podrá conectarse a internet, y recibiremos la imagen en directo en la App desde cualquier lugar que nos encontremos con nuestro teléfono o tablet, siempre que tengamos conexión a internet. 

Además de poder ver la imagen con sonido en directo, estas cámaras también realizan grabaciones que configuraremos desde la App, bien grabación continua, como programada en un rango de tiempo determinado, como por detección de movimiento o incluso detección de sonido. 

Más en Nanova ||  SI puedes recordar que ya has soñado algo con anterioridad, entonces tuvisteis un Déjà-rêvé

Las grabaciones se suelen almacenar en una tarjeta de memoria microSD, y suelen admitir capacidades grandes de almacenamiento como tarjetas de memoria de 512Gb. 

Cada vez son más las cámaras que además de la grabación en tarjeta de memoria, nos dan la posibilidad de grabación en la Nube. Esto no es más que un espacio en internet que nos reserva el fabricante de la aplicación para que guardemos ahí las grabaciones, sin necesidad de necesitar tarjeta de memoria. 

Generalmente suelen permitir un número limitado de horas de almacenamiento en la Nube, y si queremos mayor espacio, nos invitan a realizar una suscripción mensual o anual para ampliar ese espacio en la Nube. 

Ya hemos conocido como generalmente se conectan estas cámaras y se configuran, y donde realizan las grabaciones. Pero, aún nos quedan preguntas que nos planteamos. 

¿Todas las cámaras de visión en directo se deben conectar a la corriente?

La respuesta a esta preguntas es que no, pues hay cámaras que disponen de batería lo que les proporcionará una autonomía limitada de x horas, dependiendo de la capacidad de batería que tengan. 

Cada vez son más las cámaras en las que el fabricante optimiza mucho el modo de reposo de la cámara, para que cuando no estemos viendo en directo, o la cámara no esté grabando continuamente, …., es decir, cuanto menos interactuemos con ella si no es necesario, mayor será la autonomía de batería que nos prestan. 

Pero si tenemos la posibilidad de conectar una cámara a la corriente, podremos disponer de autonomía ilimitada de funcionamiento, y no dependerá de que la batería se agote. 

¿Son muy grandes las cámaras de visión en directo?

Existen muchos tamaños y formas. Por ejemplo, hay mini cámaras cuadradas de un tamaño de 4x4cm para que nos hagamos una idea, con lo que encontramos cámaras más bien de un tamaño bastante reducido. 

Además gracias al pequeño tamaño de muchas de estas cámaras, podemos llegar a camuflarlas dentro de objetos, como podría ser una caja de pañuelos. De esta forma, podemos diseñar nuestra propia cámara oculta wifi. 

Aunque también en el mercado de las cámaras ocultas, encontramos cámaras de visión en directo que han sido diseñadas de fábrica para permanecer ocultas en objetos cotidianos. 

Como por ejemplo, cámaras wifi ocultas en relojes de escritorio, ceniceros, cuadros, altavoces bluetooth, y un sinfín de objetos corrientes que llevarán oculta una cámara de visión en directo sin que nadie se de cuenta. Expertos en este tipo de cámaras los puedes encontrar en esta web

Y ten cuidado, ¡no sabes quién o quiénes te pueden estar vigilando!

Comparte en:
Luciana CH

Colaborador independiente, Nanova