El lugar más seguro para esconderse del Coronavirus: ¿El espacio?

La pandemia COVID-19 empeora día a día y ya se ha extendido por todo el mundo con más de 190.000 casos reportados. En tiempos como estos, puede parecer que el virus es ineludible, pero hay un lugar donde probablemente no llegará: la Estación Espacial Internacional (ISS).

La estación espacial, que orbita la Tierra a una altitud de alrededor de 250 millas, es operada conjuntamente por las agencias espaciales de los EE.UU., Rusia, Japón, Europa y Canadá. La agencia espacial rusa Roscosmos dirige la preparación de los lanzamientos de Soyuz, la única nave espacial capaz de transportar astronautas hacia y desde la estación. Pero, ¿cómo mantiene el programa de la ISS a los miembros de la tripulación a salvo de patógenos potencialmente peligrosos?

Antes de lanzar astronautas a la ISS, ya se tiene mucho cuidado en evitar que la tripulación lleve a bordo virus y patógenos potencialmente peligrosos, por lo que el novedoso brote de coronavirus no tiene actualmente mucho impacto en los procedimientos de seguridad.

«Antes del lanzamiento a la Estación Espacial Internacional, la tripulación es puesta en cuarentena y observada por cualquier síntoma potencial y examinada», dijo a Nanova Luis Zea, un investigador de BioServe Space Technologies en la Universidad de Colorado Boulder. «Esto sirve como un gran filtro».

La NASA dice que aplica estas medidas de cuarentena a todos sus astronautas antes de que sean enviados a la estación espacial en la cápsula Soyuz, que es lanzada desde Kazajstán.

«La NASA toma medidas para evitar que la tripulación lleve enfermedades como el resfriado o la gripe a la Estación Espacial Internacional», dijo Courtney Beasley, portavoz de la agencia espacial. «Toda nuestra tripulación tiene que permanecer en cuarentena durante dos semanas antes del lanzamiento. Esto asegura que no estén enfermos, o incubando una enfermedad, cuando lleguen a la Estación Espacial Internacional y se llama ‘estabilización de la salud’. Es una parte importante de la protección de la salud de la tripulación».

Pero las medidas de protección no se detienen ahí. Según Beasley, el Programa de la ISS también tiene procesos «muy efectivos» para evitar que los patógenos que causan enfermedades sean transportados a la estación a través de misiones de carga.

«Actualmente, los artículos que van a la Estación se limpian pero no necesariamente se ‘esterilizan’, que es algo que se hace para las sondas que van a otros cuerpos planetarios para asegurarnos de que no los estamos contaminando con células u organismos terrestres», dijo Zea. La limpieza y la esterilización están relacionadas, pero no es lo mismo».

«Los artículos que suben a la Estación se limpian a fondo y a veces, dependiendo del artículo en sí, pueden ser esterilizados. Sin embargo, existe un requisito estricto de esterilización para las naves espaciales que aterrizarán en otros cuerpos celestes para asegurar que, en el futuro, cuando ‘huelamos’ más moléculas indicativas de vida potencial, no estemos olfateando algo que una nave espacial anterior trajo a ese planeta. En el caso de la ISS, los microbios viajan con la tripulación, les guste o no. De hecho, un humano tiene más células bacterianas dentro y fuera de su cuerpo que sus propias células, así que no importa a dónde vayamos, las bacterias nos acompañarán», dijo.

Más en Nanova ||  El Oculus Quest 2, realidad virtual a un precio razonable

En conjunto, estas medidas de cuarentena y de limpieza hacen muy improbable que los patógenos que causan enfermedades infecten a los astronautas a bordo de la ISS, incluso en el contexto del último brote, según Zea.

«Diría que, en lo que respecta al coronavirus, la ISS es probablemente uno de los lugares más seguros para estar en este momento», dijo. «Esto viene del hecho de que el nuevo coronavirus sólo puede sobrevivir durante cortos períodos de tiempo en las superficies y una persona infectada probablemente sería examinada y diagnosticada durante el período de cuarentena por el que pasan los astronautas antes del lanzamiento».

«La NASA y nuestros socios internacionales en la ISS han hecho grandes inversiones en la Estación Espacial y son muy cautelosos para garantizar la seguridad de la tripulación y la Estación. Por ejemplo, cuando los desarrolladores de la carga útil, como donde yo trabajo, BioServe Space Technologies en la Universidad de Colorado Boulder, envían hardware o un experimento a la Estación, debemos demostrar a través de los resultados de las pruebas, etcétera, que la tripulación y la Estación estarán seguras en todo momento», dijo. «Creo que la NASA ha hecho un muy buen trabajo protegiendo a los astronautas y a la Estación Espacial».

Sin embargo, todos los astronautas se someten a un entrenamiento de emergencia médica y mantienen un contacto regular con un equipo de médicos en tierra que vigilan de cerca su salud. Y en el caso de que ocurra una emergencia médica, la tripulación tiene procesos en marcha para hacer frente a la situación.

«Siempre hay suficientes ‘botes salvavidas’ [nave espacial rusa Soyuz] acoplados a la ISS para asegurar que toda la tripulación pueda evacuar rápidamente en caso de necesidad», dijo Zea. «Existen protocolos sobre qué hacer si un astronauta se enferma en la Estación, lo que incluye que aborden una nave espacial rusa Soyuz y regresen a la Tierra, aterrizando en Kazajstán».

Comparte en: