Un nuevo estudio revela cómo se mueven las células…

Científicos en los Estados Unidos han descubierto cómo las células migran cuando se apresuran al sitio de la herida que se forma en la piel. Su descubrimiento ayudará a desarrollar nuevos tratamientos para la curación rápida de las heridas, dijo la oficina de prensa de la Universidad de Wisconsin en Madison. Los hallazgos de los investigadores se presentan en la revista Physical Review X.

Cuando nos cortamos accidentalmente, grupos de células se precipitan al lugar del corte para curar la herida. Pero, ¿cómo exactamente el complejo mecanismo de este movimiento colectivo de células, que contribuye a la reposición de las células entre sus vecinos – los científicos trataron de responder a estas preguntas.

El profesor asistente Jacob Notbohm (izquierda) y el estudiante de doctorado Aashrith Saraswathibhatla observan las células en el laboratorio de Notbohm. Foto de la Universidad de Wisconsin-Madison College of Engineering

Los científicos ya han sabido que la forma de las células juega un papel importante en la forma en que se reconstruyen y se mueven colectivamente. Por ejemplo, las células redondas «empaquetadas» en una capa no pueden cambiar fácilmente de lugar con las células vecinas (es como si la gente se quedara atascada en una multitud presionando hombro con hombro). Pero las células de forma más larga pueden deslizarse fácilmente entre sus vecinas. Tales células, por regla general, tienen un perímetro mayor de la superficie.

Se cree que el perímetro de la célula depende principalmente del estiramiento de la periferia de la célula y del nivel de adhesión. Sin embargo, el experimento de los científicos de la Universidad de Wisconsin en Madison tuvo resultados contradictorios. Los investigadores consideraron las células de una capa de células epiteliales – células que revisten la piel y los vasos sanguíneos. Evaluaron la resistencia a la tracción, el perímetro de la celda y el movimiento. Estos tres parámetros se redujeron a medida que la densidad celular aumentaba. Los datos mostraron que, a diferencia de la hipótesis anterior, la forma y permutación de las células no están controladas por el estiramiento o el nivel de adhesión en la periferia de la célula, sino más bien por las fibras, que causan tensión en la frontera donde la célula se conecta con el sustrato (con el entorno en el que se mueve).

Más en Nanova ||  Los dispositivos de nanotubos de carbono pueden tener un límite en la medida en que tan "nano" pueden ser
Imagen de una capa de células que muestra las periferias celulares (verde), los núcleos (azul) y las fibras de actina que generan tracción (magenta). La foto es cortesía del Notbohm Research Group.

«Esto fue bastante sorprendente, porque los factores clave que afectan al [tamaño] del perímetro de la célula se encuentran debajo de la misma. Están lejos de la periferia de la célula», señalan los autores.

La foto muestra una capa celular donde la periferia de la célula es de color verde, los núcleos son azules, y las fibras de actina que crean tensión son de color púrpura.

 

Comparte en:
Andrea Rodriguez

Investigador asociado: temas biocombustibles, nanomateriales, Olimpiadas Nacionales de Química Biografía Completa