Detergentes, suavizantes, desinfectantes y jabones: la UE prohíbe cientos de productos que contengan SAE.

Ponga en marcha los controles contra una multitud de productos peligrosos para la salud. Dañan el sistema hormonal humano y causan obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Última Actualización en: junio 23, 2018

Detenga las sustancias nocivas en los detergentes. La Unión Europea ha decidido prohibir los productos que contienen sustancias químicas alteradoras de la función endocrina (SAE), sustancias que ahora están presentes en multitud de aerosoles, detergentes, champús y jabones de tocador. Estas sustancias, que han sido impugnadas durante años por muchas asociaciones de protección de los consumidores, pero que nunca han sido prohibidas formalmente, se incluyen ahora en una verdadera lista negra que las excluye del mercado.

También te puede interesar :

El BS y la ciencia de la nanotecnología

El primero en preocuparse por el uso incontrolado de las SAE fueron los Oms, que las definieron ya en 2002. En 2013, Efsa, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria con sede en Parma, emitió su dictamen científico, y sólo ahora la UE transpone esos resultados ocultando los peligros de esas sustancias.

Interferir con el sistema endocrino

La Comisión Europea ha establecido los criterios que deben aplicarse para determinar si las sustancias contenidas en los biocidas (de las que también se ocupa el Reglamento 528/2012 de la UE) interfieren con el sistema endocrino. Los productos biocidas incluyen desinfectantes, desinfectantes, insecticidas, fungicidas, detergentes líquidos (champú y espuma de ducha), detergentes para lavadoras y lavamanos, suavizantes, quitamanchas, jabones para vajilla, para lavavajillas, para la limpieza del hogar, insecticidas para mosquitos y pesticidas para uso agrícola. La UE, a través de sus organismos nacionales, pero también la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA), será el principal organismo de control.

Según los científicos, estas sustancias pueden causar daños irreparables al sistema hormonal humano, causando enfermedades como la diabetes, pero también obesidad y graves problemas cardiovasculares.

También te puede interesar :

Nanoscribe combina la tecnología de microimpresión 3D con la producción en serie convencional

Los EoC, aunque son capaces de matar toxinas, parásitos y una multitud de bacterias, pueden dañar la salud humana y animal. “Se trata de sustancias que afectan principalmente al hígado – señala Amalia Gastaldelli, investigadora del Instituto de Fisiología Clínica del CNR de Pisa – Diabetes y enfermedades cardiovasculares Causano. También trabajan en glándulas tales como la glándula tiroides e inducen el desarrollo sexual temprano, la pubertad temprana. Cabe destacar que actúan sobre todo en el metabolismo de lípidos y glucosa, promoviendo la obesidad y el aumento del tejido adiposo, de hecho, en los círculos científicos también se habla de “disruptores metabólicos”.

Algunas personas pueden, por ejemplo, realizar actividad física y llevar una dieta equilibrada, pero debido a los EoC que involuntariamente toman, pueden seguir engordando. No existe evidencia científica que sugiera que también causen cáncer. Es probable que las personas más débiles, que están expuestas a la interferencia en dosis muy altas o durante un largo período de tiempo, tengan más probabilidades de estar en riesgo. Pero aún no se conocen todos los mecanismos de su acción, aunque sus efectos negativos han sido estudiados durante al menos 20 años”.

Group of colorful cleaning products on dark background. Different bottles, sponges, brushes and mop on wood table. House keeping, tidying up, spring-cleaning concept, copy space

La lista de sustancias clasificadas como EoC es muy larga.

Se estima que hay cientos, y se pueden encontrar en todas partes. Cada uno de nosotros, aunque inconscientemente, entra en contacto con el ser cada día. Se encuentran en los alimentos (a través de pesticidas usados en la agricultura), cosméticos y también en muchos productos de cuidado personal. Los EoC, señalan los científicos, están incluso en el aire que respiramos… Algunos son conocidos por los consumidores italianos. Estos incluyen ftalatos, bisfenol A (conocido como BPA y utilizado hasta 2010 para producir biberones), desinfectante de triclosano y parabenos (utilizado en cremas y cosméticos).

Si te fue útil, Comparte esta Información
  • 32
  • 12
  • 2
  •  
  •  
    46
    Shares

Deja un comentario