Prepárense para conocer el Atlas genético de los tumores

Última Actualización en: abril 19, 2018

El Atlas Genético del Cáncer está listo: un identificador para terapias más precisas . La hazaña titánica de recolectar el perfil genético de 10.000 tumores -iniciada en 2006- se publica ahora en 29 artículos en cuatro revistas científicas y es el resultado de 10 años de investigación del proyecto internacional The Cancer genome Atlas (Tcga), liderado por los Institutos Nacionales de Salud (Nih) de Estados Unidos en colaboración con científicos de 16 países.

Financiado en tres tramos de 100 millones de dólares, el proyecto finalizó oficialmente en 2015, pero antes de proceder al análisis completo de los datos y a su publicación, se decidió ampliar la secuenciación intensiva para tres tipos de cáncer (de pulmón, colorrectal y ovárico), que gracias a las últimas tecnologías (como Big Data) también permiten entender cómo las mutaciones afectan al pronóstico y respuesta de la paciente al tratamiento.

Ver estos mapas de cáncer para los expertos fue “como mirar la Tierra desde la órbita por primera vez: finalmente tenemos el cuadro completo del cáncer y vemos que su complejidad no es infinita”, dijo Josh Stuart, de la Universidad de California en Santa Cruz.

El Atlas ha identificado tres procesos cruciales que conducen al desarrollo de tumores: las mutaciones genéticas, tanto heredadas como adquiridas durante la vida; la influencia del medio ambiente en la actividad de los genes (epigenética); y los “trucos” que los tumores explotan para escapar de los puntos de control del sistema inmunológico. También se observó que más de la mitad de los tumores analizados se deben a mutaciones genéticas que podrían verse afectadas por fármacos ya disponibles.

Y para dar sentido a los datos que se han recogido de la base de datos pública Atlas, los investigadores suecos del Royal Institute of Technology ya lanzaron un nuevo “catálogo” de código abierto el pasado mes de agosto para conectar miles de genes específicos del cáncer tanto a la supervivencia de los pacientes como a nuevas dianas potenciales de nuevos fármacos. Para llevar a cabo este tipo de actualización del Atlas, los investigadores, en lugar del ADN, utilizan la secuenciación del ADN. El objetivo es recopilar información práctica, como marcadores tumorales, que pueda utilizarse para desarrollar pruebas diagnósticas cada vez más precisas y moléculas antitumorales.

Si te fue útil, Comparte esta Información
  • 29
  • 6
  • 2
  •  
  •  
    37
    Shares
Mostrar Más

Riley Williamson

Riley Williamson es un interno de noticias en Nanova. Estudió psicología y Español en la Universidad Victoria de Wellington en Australia antes de trasladarse a España para completar una maestría y un doctorado en neurociencia en la Universidad de Madrid. Al darse cuenta de que era mejor escribiendo sobre ciencia que haciendo investigación, Riley trabajó durante un tiempo como oficial de prensa antes de pasar al periodismo científico. Su trabajo ha aparecido en varias revistas cientificas online.

Deja un comentario