Los droides de rescate de tipo Terminator se convertirán en nuestro “cuarto servicio de emergencia” en 50 años

Última Actualización en: abril 9, 2018

¿Está listo para que los robots lo rescaten de una situación de emergencia? En el 2068, esta puede ser la realidad en la que viviremos.

Esa es la predicción presentada por Mat Shore, autor y autoridad global en inteligencia artificial y tecnología futurista. Cree que el “cuarto servicio de emergencia” de Gran Bretaña comprenderá cientos de droides autónomos similares a los humanos. Dentro de 50 años, estos robots se enfrentarán a situaciones de emergencia que pondrían en peligro a los rescatadores humanos.

Las tormentas de nieve son un buen ejemplo. En marzo de este año, Gran Bretaña fue asediada por una ráfaga de eventos climáticos invernales de alto impacto, los más infames de los cuales fueron la Tormenta Emma y la Bestia del Este. Los robots serían particularmente útiles en estas circunstancias. Su increíble resistencia y su capacidad para resistir las heladas temperaturas les permitiría recuperar fácilmente a las personas varadas y a los vehículos volcados de pie. Esto último sería de poca importancia para los robots, dado que los científicos ya han desarrollado músculos sintéticos que dotan a la automatización de una fuerza que supera a la nuestra. (Relacionado: Científicos desarrollan material de “superfuerza” para robots Terminator que podría permitir a los cazadores-asesinos militares estrangularte hasta la muerte.

“En tiempos de crisis, la necesidad de innovar – y de pensar de manera innovadora – se vuelve más importante que nunca”, comentó Shore durante el lanzamiento en el Reino Unido de su nuevo libro, The Seven Heavenly Habits of Innovation (Los siete hábitos celestiales de la innovación). “La Bestia del Este ha puesto claramente de manifiesto una variedad de defectos en la tecnología existente, la mayoría de los cuales son obsoletos e incapaces de hacer frente a las temperaturas y condiciones extremas.”

Los innovadores buscarán ahora formas de ayudar al público y a los servicios de rescate, y no hay duda de que el desarrollo de la robótica en general -y en los ciborgs en particular- estará en primer plano”.

Shore citó catástrofes nucleares y desastres naturales como ejemplos en los que los robots y los ciborgs serían una “prioridad urgente”. Esto requeriría la creación de robots compuestos de partes del cuerpo biomecatrónicas y orgánicas, entre otras características innovadoras.

Y de realizar misiones de rescate, los robots pasarían a realizar tareas que requieren un toque más delicado. Éstos irían desde la distribución de primeros auxilios de emergencia hasta el suministro de “palabras de consuelo humano”.

Aunque con las cosas como están las cosas ahora, ese futuro puede llegar más temprano que tarde. Basta con echar un vistazo a Zipline, una empresa de entrega de aviones teledirigidos que apareció en los titulares en 2016 por utilizar aviones pequeños y autónomos para entregar productos sanguíneos a clínicas rurales. Según Spectrum.IEEE.org, la tirolesa es ahora responsable del 20 por ciento del suministro de sangre en las zonas rurales de Ruanda. Además, Estados Unidos podría estar viendo a los pequeños zánganos en sus propias costas a su debido tiempo.

“Todo ha cambiado”, dijo el director ejecutivo de Zipline, Keller Rinaudo. Explicó que la compañía ha puesto un gran esfuerzo en rediseñar los drones, haciéndolos más rápidos y capaces de transportar mayores cargas útiles. “Hemos pasado el último año tomando todo lo que aprendimos de la operación del sistema a escala nacional e integrándolo en una plataforma totalmente nueva. Todas estas iteraciones y mejoras han venido directamente de servir a los pacientes, salvar vidas y averiguar qué necesitan esas personas de un sistema mejor”.

Sólo subirá desde aquí. Tal vez los drones pasen de entregar sangre a los rescatadores de robots de transporte aéreo. Y quién sabe, tal vez para el año 2030 más o menos, el primero de los droides salvadores será puesto a prueba.

Si te fue útil, Comparte esta Información
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

Deja un comentario