Estudio de EE.UU.: agua potable de mar de bajo coste y alta eficiencia

Última Actualización en: abril 11, 2018

En el siglo XXI, el agua potable corre el riesgo de convertirse en un recurso cada vez más valioso. Según datos de las Naciones Unidas, 30.000 personas mueren cada semana en el mundo debido a la escasez de agua potable “sana”, sin contaminantes químicos ni biológicos. Y obtener agua limpia de los océanos, lagos salados y otros recursos es un proceso largo y costoso.

Pero un proyecto de investigación de la Universidad de Texas, en Austin, abre nuevas esperanzas: un equipo liderado por Guihua Yu, profesor asociado de ciencias de los materiales e ingeniería mecánica de la Universidad de los Estados Unidos, ha creado un prototipo de planta para la desalinización y purificación de agua económica y escalable, utilizando el sol como fuente de energía: por lo tanto, utilizable tanto en plantas pequeñas como en estructuras más grandes.

La nueva tecnología utiliza un nuevo tipo de hidrogel, un material hecho de polímeros plásticos. El material tiene propiedades hidrofílicas (por lo tanto de “atracción” de agua) y la capacidad de absorber energía solar. El sistema desarrollado por los investigadores de Austin se basa en el mismo principio que la desalinización por evaporación, pero requiere mucha menos energía y es mucho más eficiente, permitiendo purificar hasta 25 litros de agua al día por metro cuadrado de superficie.

Como dice Yu, “Hemos reescrito esencialmente todo el enfoque detrás de la evaporación del agua a través de la energía solar. De hecho, si las actuales plantas desalinizadoras por evaporación están construidas sobre sistemas ópticos que condensan la energía solar llevando el agua a la temperatura de ebullición, los investigadores de la Universidad de Texas han creado un gel para nanoestructuras que requiere mucha menos energía, simplemente trabajando con la luz solar ambiental sin necesidad de que sea condensada por lentes ópticas u otros sistemas.

Como explica Fei Zhao, investigador post-doctoral que trabaja en el equipo de Yu, “La desalinización del agua por destilación es un proceso común para la producción de agua potable. Sin embargo, las tecnologías de destilación actuales, como la destilación flash multietapa (MSF) o la destilación multiefecto (Med), requieren una infraestructura muy grande y consumen mucha energía. La energía solar, al ser la fuente de calor más sostenible y capaz de activar la destilación, es ampliamente considerada una gran alternativa para la desalación de agua.

El sistema ideado por investigadores de la Universidad de Texas

La planta piloto construida por investigadores de la Universidad de Texas está compuesta por una estructura de hidrogel, que genera vapor de agua que luego es bombeado a un sistema de condensación, que devuelve el agua a su estado líquido. Las propiedades desalinizadoras del hidrogel fueron probadas en aguas del Mar Muerto, que tienen una salinidad muy alta, y el proceso pasó la prueba con éxito.

Yu también explica que “el componente hidrogel puede adaptarse fácilmente a las plantas desalinizadoras solares existentes”, lo que garantiza una eficiencia mucho mayor. Además, el hidrogel es capaz no sólo de desalinizar el agua, sino también de purificarla de otros contaminantes. Actualmente, el grupo de investigación está trabajando con la oficina de marketing de nuevas tecnologías de la Universidad de Texas, que se encargará de encontrar una salida industrial para el nuevo sistema.

Si te fue útil, Comparte esta Información
  • 48
  • 11
  • 2
  •  
  •  
    61
    Shares

Deja un comentario