Los apósitos de nanofibras aceleran la cicatrización de heridas graves

(Last Updated On: marzo 27, 2018)

Investigadores de la Universidad de Harvard han desarrollado dos nuevos apósitos para heridas que promueven la cicatrización sin depender de factores de crecimiento, células o incluso andamiajes artificiales. En cambio, las proteínas naturales que se encuentran en la soya y en las células fetales humanas se fabrican para acelerar los procesos naturales de curación del cuerpo, incluyendo la realización de trucos de los que sólo el tejido fetal es capaz de hacer.

Un apósito contiene fibronectina fibrosa, una proteína que forma la matriz extracelular y mantiene unidas las células que se están formando en nuevos tejidos. Se ha estudiado debido a su papel en la cicatrización sin cicatrices en el desarrollo temprano de los fetos, pero su fabricación ha sido difícil. Los investigadores de Harvard, con la esperanza de desarrollar apósitos que ayudaran con las heridas del campo de batalla, usaron un dispositivo llamado Rotary Jet-Spinning para crear fibronectina fibrosa y luego convertirla en apósitos y vendajes grandes.

La fibronectina fibrosa trabaja para guiar el crecimiento atrayendo las células deseadas que están involucradas en el proceso de curación. El material es entonces absorbido por el cuerpo. Según un anuncio de Harvard, pruebas in vivo, el apósito hecho de fibronectina fibrosa demostró “una restauración tisular del 84 por ciento en 20 días, en comparación con la restauración del 55,6 por ciento en heridas tratadas con un apósito estándar”. Además, las heridas curadas con la ayuda del nuevo vendaje tenían un grosor casi normal de la piel, su estructura era saludable, e incluso le brotaba cabello nuevo.

El segundo apósito consiste en una nanofibra a base de soja que tiene moléculas similares a las del estrógeno y otras moléculas bioactivas que ayudan a generar y promover el crecimiento celular. Se ha notado que el estrógeno ayuda a las mujeres embarazadas a sanar las heridas más rápido. La nanofibra de soja se hace girar en la misma máquina que se produjo la fibronectina fibrosa y tuvo resultados similares. Según Harvard, el nuevo apósito “demostró un aumento del 72 por ciento en la curación de heridas sin apósito y un aumento del 21 por ciento en la curación de heridas vendadas sin proteína de soja”.

Imagen: Una sección de tejido 14 días después del enrollamiento muestra folículos pilosos regenerándose en el centro de la herida. El crecimiento de los folículos pilosos es uno de los mayores retos en el campo de la cicatrización de heridas. Imagen cortesía de Disease Biophysics Group/Harvard University

 

Si te fue útil, Comparte esta Información
  • 16
  • 2
  •  
  •  
  •  
    18
    Shares

Comenta

Fuentes & Referencias
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0142961218301650https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/adhm.201701175

Deja un comentario