La inteligencia artificial ha descubierto 6 mil especies de nuevos virus

Es un "tesoro escondido" de la biodiversidad de importancia primordial para una amplia gama de campos, desde la salud humana hasta la degradación de los residuos.

Última Actualización en: marzo 21, 2018

La Inteligencia Artificial ha descubierto un “tesoro” oculto de biodiversidad, formado por unas 6.000 especies de virus cuya existencia fue ignorada. El descubrimiento, publicado en las páginas de la revista Nature, fue presentado el 15 de marzo durante una conferencia realizada en San Francisco por Simon Roux, del Instituto de Genómica del Departamento de Energía de los Estados Unidos (Doe).

Roux, que enseñó a los ordenadores a identificar el ADN de los virus, ha conseguido un resultado que es, como mínimo, inesperado. Aunque los virus son de importancia primordial en una amplia gama de campos, desde la salud humana hasta la degradación de los desechos, son muy difíciles de estudiar.

El descubrimiento revolucionará muchas industrias

Muchas especies no pueden cultivarse en el laboratorio, y los intentos de identificar sus secuencias genéticas a menudo fracasan, porque su ADN es muy pequeño y evoluciona muy rápidamente. La solución al problema llegó, sin embargo, gracias al uso de la Inteligencia Artificial (IA), que fue capaz de aislar los esquemas genéticos de los virus ocultos en montañas de datos.

Simon Roux ha entrenado a computadoras para identificar las secuencias genéticas de una familia particular de virus llamados Inovirus, que viven en bacterias y alteran su comportamiento. El investigador ha desarrollado un algoritmo con dos grupos de datos: por un lado 805 secuencias genéticas conocidas de Inovirus y por otro 2.000 secuencias de otros virus y bacterias, para permitir que el ordenador aprenda a distinguir entre los dos. De esta manera, el IA ha podido encontrar 10.000 secuencias genéticas de Inovirus agrupándolas en especies: de estas últimas 6.000 eran aún desconocidas.

Si te fue útil, Comparte esta Información
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares
Fuentes & Referencias
https://www.nature.com/articles/d41586-018-03358-3https://www.energy.gov/

Deja un comentario