Cómo las innovaciones tecnológicas están marcando la diferencia durante el Covid-19

Muchas de las innovaciones que ayudan a salvar vidas y frenar la propagación hoy en día podrían resultar igual de beneficiosas en la «nueva normalidad» del futuro.

Si bien la pandemia del Covid-19 ha provocado importantes pérdidas de vidas y graves trastornos económicos, todavía hay muchas razones para tener esperanzas en estos tiempos. Uno de los mayores elementos positivos es cómo las innovaciones tecnológicas están permitiendo un mejor tratamiento y ayudando a la gente a superar esta crisis.

En muchos casos, la tecnología que utilizan las empresas y organizaciones puede salvar vidas y ayudar a frenar la propagación del nuevo coronavirus. Aunque es posible que estemos sometidos a un distanciamiento social y a otras medidas preventivas durante bastante tiempo, saber que la tecnología está ayudando a mitigar el impacto de Covid-19 ofrece confianza y esperanza.

Detectando el virus.

Como parte de los esfuerzos para frenar la propagación, no debería sorprender que determinar quién está enfermo haya sido una prioridad para muchas organizaciones. Todo, desde los escáneres de temperatura hasta las herramientas que detectan la presencia de un virus en el aire, puede ser necesario incluso después de que la sociedad empiece a abrirse.

Como informa Science Daily, los investigadores de Zurich están adaptando actualmente un sistema diseñado para medir los contaminantes transportados por el aire para detectar la presencia de COVID-19 en el aire. El sistema utilizará sensores ópticos y de calor para detectar y medir el virus, y los investigadores esperan que pueda utilizarse en el futuro para identificar y detener futuras epidemias.

Los datos de la encuesta también se están utilizando para rastrear la propagación del virus. Facebook ha comenzado recientemente a recopilar datos de encuestas sobre los síntomas del COVID-19 de los usuarios para ayudar a identificar el riesgo de exposición de las diferentes comunidades.

Como informa Wired, Carnegie Mellon está utilizando los resultados de estas encuestas, junto con los datos de las encuestas de Google y las tendencias de búsqueda, las visitas al médico y las pruebas de gripe para generar mapas que destaquen la propagación en todo el país.

Proporcionar un triaje seguro y eficaz a los pacientes.

Es comprensible que los hospitales se preocupen por desviar recursos de los pacientes que no tienen una necesidad urgente en este momento. Mientras que algunos hospitales están alcanzando su capacidad con pacientes de Covid-19, otras áreas han permitido que se reanuden los tratamientos electivos.

Sin embargo, incluso con estas restricciones reducidas, también existe la preocupación de que el Covid-19 pueda propagarse a través de las interacciones hospitalarias. Muchas personas de los grupos de alto riesgo no quieren visitar un hospital donde podrían contraer una enfermedad mortal.

Tales preocupaciones se ilustran en un informe de la empresa de inteligencia artificial Hyro. Un análisis de 2.000 conversaciones de pacientes sobre los asistentes virtuales de Covid-19 encontró que mientras que el 56 por ciento de los pacientes estaban interesados en las pruebas, el 40 por ciento de estas conversaciones revelaron confusión sobre los cambios en la política del hospital como resultado de la pandemia. Cuando el 72 por ciento de los pacientes ven a su médico de cabecera como su fuente de información sobre salud, es fácil ver cómo los profesionales médicos podrían verse fácilmente abrumados por la demanda sin la ayuda de herramientas que faciliten las preguntas más frecuentes.

Más en Nanova ||  La civilización está en camino de un "colapso irreversible".

La demanda de servicios y la confusión que rodea a los cambios relacionados con el Covid-19 pone de relieve la necesidad de la participación digital del paciente. El triaje a distancia ayuda a gestionar la capacidad del sistema de atención de la salud al permitir a los pacientes evitar visitas innecesarias y mejorar el flujo de pacientes. Como informa la NPR, estos sistemas han mejorado las tasas de retención de tratamiento para las personas que luchan contra el abuso de opiáceos.

Satisfacer las necesidades básicas de las personas vulnerables.

La tecnología orientada a las empresas puede no ser vista como un salvavidas, pero para los individuos en grupos de alto riesgo que están en cuarentena en casa, tales herramientas hacen una diferencia significativa. Las aplicaciones de entrega de alimentos como DoorDash y Postdates permiten la entrega de comestibles o comidas en restaurantes. Muchos de estos servicios están implementando la entrega «sin contacto» como una opción también.

Conseguir la comida necesaria es esencial durante cualquier crisis. Para las empresas que utilizan estos servicios, también sirve como una herramienta importante para permanecer en el negocio. Muchas empresas han tenido problemas para obtener préstamos PPP, por lo que cualquier cosa que permita algún tipo de ingreso continuo es un salvavidas financiero.

Las oportunidades de trabajo a distancia también han facilitado a las personas vulnerables la continuación de su empleo en el hogar. Las reuniones virtuales y el almacenamiento en la nube no son nuevos en el mundo de los negocios, pero la pandemia actual ilustra lo importantes que pueden ser.

Mantener el trabajo funcionando tan normalmente como sea posible puede hacer una gran diferencia para la salud mental de alguien. Esto es especialmente importante a la luz de una encuesta de ABC News/Washington Post que encontró que los estadounidenses están más estresados por el coronavirus que por la Gran Recesión. Poder seguir trabajando revive muchas preocupaciones financieras y emocionales, lo que puede ayudar significativamente al bienestar mental de uno.

Pasando por un tiempo de cambio.

No sabemos por cuánto tiempo el coronavirus seguirá causando alteraciones significativas en la vida diaria. Incluso después de que se levanten las órdenes de quedarse en casa, muchos esperan que la sociedad cambie como resultado de todo lo que hemos pasado.

Esto no tiene por qué ser algo malo. Como revelan estas herramientas tecnológicas, muchas de las innovaciones que ayudan a salvar vidas y frenar la propagación hoy en día podrían resultar igual de beneficiosas en la «nueva normalidad» del futuro.

Comparte en:
Maria Biesheuvel

Ex directora de contenidos de UnoRide Estudió marketing en la Universidad Internacional de Florida Tiene una obsesión malsana con el viejo Saabs