Son muchos los sectores que necesitan maquinaria profesional de lavandería, ya que no en todos los sitios se lleva la ropa a una tintorería externa. De hecho, en lugares como los bares, los restaurantes o los hoteles suelen comprar lavadora industrial para ocuparse de esta tarea.

Estas máquinas han ido evolucionando, aprovechándose de los avances tecnológicos y la digitalización. De esta manera, lavar, higienizarla, desinfectarla o plancharla es cada vez es más sencillo.

Generadores de vapor para reducir las arrugas

La llegada del vapor al mundo del planchado fue toda una revolución. De repente, y con darle a un botón, esas arrugas que antes había que repasar una y otra vez desaparecían como por arte de magia. En una lavandería se necesita mucho vapor y para ello lo mejor es instalar un generador de vapor industrial. Con él, nos aseguramos de tener vapor disponible cuando se necesita.

Con esta innovación, las lavanderías o las tintorerías irán un paso por delante, ya que podrán ofrecer acabados que su competencia no es capaz de ofrecer, a la vez que la productividad de los trabajadores aumenta de forma exponencial.

Maquinaria de Lavandería

Secadoras con bomba de calor

Uno de los problemas de las secadoras tradicionales es que consumen cantidades ingentes de energía. Su funcionamiento se basa en resistencias eléctricas, las cuales son muy ineficaces.

Por eso, ha surgido un nuevo tipo de maquina secadora de ropa como es la secadora con bomba de calor. Esta es la tecnología que se emplea en la aerotermia y destaca por su eficiencia energética, pues consigue extraer el calor que necesita del aire mediante un proceso de intercambio en el que están implicados los gases.

A cambio de pagar un poco más por la máquina, vamos a obtener un consumo mucho más bajo, lo que hace que ese sobrecoste se amortice enseguida.

Maniquíes que dejan las prendas perfectas

Entre los mayores desafíos de las lavanderías está el dejar prendas como las chaquetas o las camisas perfectas. No es nada sencillo, más con la carga de trabajo que hay en estos lugares.

¿Cuál es la solución? Una de ellas, y quizá la mejor, es emplear maniquíes de planchado. En ellos se coloca la prenda, se tensa de forma automática y se plancha en un momento por todos sus lados, sin intervención de los trabajadores, que solo tienen que ir colocando las prendas.

Prensas neumáticas para ropa

El planchado es la tarea que más trabajo requiere en las lavanderías profesionales. Quizá, por eso, hay tantas máquinas especializadas que tratan de hacer esta tarea más rápida, sencilla y llevadera.

Una de ellas es la prensa neumática, que da muy buenos resultados en prendas del tipo de los pantalones o en piezas grandes como las cortinas.

En estas prensas, se aporta calor a través de los dos platos, los cuales pueden tener diseños diferentes especializados en un determinado tipo de prenda. De hecho, hay una de estas prensas solo para los cuellos y los puños de las camisas.

Además de su facilidad de uso, una de sus grandes bazas es que consumen muy poca energía, por lo que la factura no subirá demasiado a final de mes.