¿Cómo saber si tienes infección dental?

El cuidado diario de los dientes es imprescindible para mantener una buena salud dental; sin embargo, a veces pueden producirse infecciones (leves o moderadas) por factores que se nos escapan de las manos.

En algunos casos, estas molestias llegan a comprometer la salud general del organismo. Especialmente porque pueden provocar un dolor muy intenso y hasta la pérdida total del diente afectado.

¿Qué es una infección dental?

Los dientes están en contacto continuo con residuos de alimentos y bacterias. Las infecciones dentales se producen como resultado de una invasión bacteriana. Comúnmente, la afección está precipitada por caries avanzadas, las cuales suelen causar dolor.

La caries dental es común en todo el mundo; el 90 % de las personas ha experimentado problemas dentales causados por caries. En México, las caries afecta al 95 % de adultos entre 20 y 64 años. Pero esta enfermedad dental también afecta a los ciudadanos de los países más desarrollados. Según un estudio, el 2 % de los adultos del Reino Unido tiene signos de infección dental con afectación ósea.

¿Cómo saber si tienes infección dental?

Mal aliento

Según una publicación en The Journal of Natural Science, Biology and Medicine, la halitosis o el mal aliento es producto de la acumulación bacteriana en la boca o entre los dientes, o de resto de comida alrededor de las encías y la lengua. La presencia de halitosis podría ser una señal de gingivitis, caries dental, abscesos dentales, sarro y alteraciones en la saliva.

Sangrado de las encías

Las encías sangrantes pueden deberse a la acumulación de placa en los dientes o algún tipo de lesión o infección que compromete el tejido. La insuficiencia de vitamina C puede ocasionar el sangrado de las encías, que puede dar pie a la gingivitis en caso de no ser tratada. La vitamina C es indispensable para la producción de colágeno, el cual ayuda a mantener en buen estado tanto la piel, como los dientes y los vasos sanguíneos. Pero no solo eso, además esa una pieza clave en la cicatrización de las heridas.

Más en Nanova ||  La contaminación silenciosa que nos está robando la fertilidad

Inflamación y enrojecimiento

La infección periodontal ocurre cuando se presenta inflamación o la infección de las encías (gingivitis) y no es tratada. La inflamación hace que entre la encía y los dientes se formen bolsas llenas de sarro, placa y bacterias. El enrojecimiento de las encías casi siempre está acompañado de dolor. El síntoma debe ser valorado por un dentista porque existen diferentes lesiones. 

Deterioro del esmalte dental

La proliferación excesiva de bacterias en los dientes producen ácidos corrosivos que afectan al esmalte que los protege. Esto puede causar un debilitamiento grave de la pieza dental. La única manera de mantener esa placa bacteriana bajo control es con una buena higiene bucal, un consumo limitado de azúcares y dejando que la saliva regule el pH de la boca cuando no estamos comiendo.

Comparte en: