Historia de la evolución de la tecnología educativa

La transformación digital es el presente y el futuro de la educación. Anteriormente se aprendía con clases magistrales y libros, ahora las asignaturas se desarrollan a través de herramientas como ordenadores y dispositivos móviles. De hecho, algunas escuelas han implementado softwares educativos para facilitar el aprendizaje en casa y agilizar los procesos de aprendizaje. Pero,…

tecnologia educativa

La transformación digital es el presente y el futuro de la educación. Anteriormente se aprendía con clases magistrales y libros, ahora las asignaturas se desarrollan a través de herramientas como ordenadores y dispositivos móviles.

De hecho, algunas escuelas han implementado softwares educativos para facilitar el aprendizaje en casa y agilizar los procesos de aprendizaje. Pero, ¿cómo inició la tecnología educativa?

Breve historia de la tecnología educativa

El papel de la tecnología en la educación se remonta a mediados del siglo XVII. Durante esta época se introdujeron la biblioteca moderna y el lápiz, marcando un referente de los primeros ejemplos de tecnología educativa.

Más adelante, en el siglo XIX emplearon distintas mejoras en las herramientas de escritura disponibles para estudiantes y maestros, como por ejemplo: pizarrones, tizas y bolígrafos de tinta en lugar de solo lápiz.

Desafortunadamente, desde la Edad Media y hasta la segunda mitad del siglo XX, la educación se centró en un plan de estudios monótono, principalmente marcado por el aprendizaje y la memorización, más no en las necesidades del niño.

Sin embargo, debido a que el siglo XX también tuvo cambios radicales en factores como la política (revolución y guerra), economía, ciencia y tecnología, se extendieron en la educación. En este periodo, las ideas de filósofos como John Dewey comenzaron a ganar terreno.

Dewey sostenía que la educación requiere una interacción continua entre el individuo y su entorno, y no se trata de memorizar hechos, sino despertar el lado científico instintivo del niño. Exhortó a las escuelas a preocuparse por la educación integral de los estudiantes, incluidas las necesidades intelectuales, sociales, físicas y emocionales.

Estas ideas marcaron un hito en el desarrollo de una pedagogía progresiva. Por ello, en la década de 1950, surgió el interés por crear herramientas didácticas para enseñar de manera efectiva.

Desde 1970 hasta 1990, se desarrollaron programas basados en objetivos precisos mediante recursos audiovisuales, denominados instrucción asistida por ordenador, promoviendo una enseñanza científica y tecnologizada.

A mediados de los 90, se fortaleció la interacción entre los estudiantes y los ejercicios de computadora, especialmente a través de la World-Wide-Web (WWW), el correo electrónico y los foros.

En el año 200 aparecieron múltiples tecnologías móviles y los servicios web, tanto educativos como no educativos, ganaron popularidad. En 2010 se consolidó el aprendizaje electrónico rápido en los negocios y una tendencia especial del HTML 5 (HyperText Markup Language). 

En adelante, la tecnología digital ha tenido un impacto enorme en aspectos como el uso de computadoras y los sistemas de gestión de aprendizaje e internet que han transformado la forma en que los estudiantes aprenden y los maestros enseñan.

A día de hoy, la educación es mucho más accesible, los estudiantes son cada vez más autónomos y activos en su propio aprendizaje. Estas realidades se ven reflejadas especialmente en un contexto de pandemia donde prima el aprendizaje remoto, que posibilita que los alumnos y profesores permanezcan conectados a sus clases aunque no estén físicamente presentes.