En qué ayudan las semillas de cannabis a nuestra salud? Un compuesto natural que puede ayudarnos más de lo que pensamos

Hoy en día son muchas las personas que cada vez son más conscientes de lo importante que es cuidarnos, preocuparnos por nuestra salud y por intentar ponerle remedio a los posibles problemas que nos surjan en torno a cómo se encuentra nuestro cuerpo y nuestra mente.

Esto ha traído nuevas ramas de investigación: cada vez se amplía más la búsqueda de nuevas soluciones y además se tienen muchos más medios, por lo que el avance ha sido rápido.

Uno de los ámbitos en los que más se ha investigado en los últimos años es en el de la planta de cannabis como posible remedio a muchos dolores crónicos, así como a ciertos aspectos mentales. Es un campo en el que aún quedan muchas incógnitas pero cada vez hay más certezas. En general los estudios avalan lo positivo del uso tanto del aceite como de las semillas del cannabis, como puedes leer también si pulsas aquí.

Tradicionalmente la planta del cannabis se asociaba de forma directa con la marihuana, y con la parte negativa de esta para la salud, pero muchas de las investigaciones han ido más allá y han descubierto la existencia del CBD entre otros muchos fitocannabinoides que aún se están estudiando.

Pero, ¿en qué aspectos puede ayudarnos el consumo de aceite o semillas de cannabis?

El aceite de CBD y las semillas de cannabis

El CBD es un fitocannabinoide que se encuentra en la planta del cannabis junto con otros muchos fitocannabinoides, entre los que se encuentra también el THC, el que provoca la sensación psicotrópica que se ha relacionado siempre con el consumo de la marihuana.

Hoy en día es muy común el consumo de aceite de CBD, tanto de forma externa a partir de pomadas o cremas que se extienden en una zona física dañada (lesiones o dolores crónicos provocados por enfermedades como la artrosis), como de forma oral para ayudar a problemas como el insomnio, la ansiedad o la depresión, entre otras.

También se ha extendido el consumo de semillas de cannabis, que pueden tener con ellas algunos extractos de CBD o de THC pero en cantidades insignificantes. Las semillas de cannabis son, de hecho, un superalimento: aportan nutrientes y vitaminas muy necesarias para el correcto funcionamiento, como es el omega 3 o la proteína vegetal más completa y un buen aporte de fibra.

Los beneficios terapéuticos de las semillas de cannabis

De forma más pormenorizada el consumo habitual de las semillas de esta planta nos pueden aportar los siguientes beneficios terapéuticos:

  • Grasas no saturadas, y en concreto Omega 3, uno de los más importantes para el cuerpo como puedes leer aquí.
  • Vitaminas y minerales, como el magnesio, el fósforo, el potasio o la vitamina B6 o E, entre otras.
  • Proteína vegetal completa, es decir, con los 9 aminoácidos necesarios.
  • Fibra del tipo soluble, que es la que nos ayuda a digerir la comida de forma más sencilla y así limpiar nuestro cuerpo.

Aspectos de nuestra salud que se beneficiarán con el consumo de semillas de cannabis

De forma general nuestro cuerpo agradecerá un alimento que nos ayuda en aportes tan necesarios e importantes como es el de ciertas vitaminas y minerales, así como grasas no saturadas.

Pero siendo más concretos, el consumo de semillas de cannabis puede hacer que mejoremos en los siguientes ámbitos:

  • En la salud de nuestro corazón, gracias al aporte de Omega 3 que es necesario para buen funcionamiento del corazón, pero también gracias al óxido nítrico que relaja las paredes de las venas y arterias.
  • En el aspecto de nuestra piel, pues las propiedades antiinflamatorias que tienen tanto las semillas como el CBD en sí, así como el aporte de fibra pueden ayudar con la dermatitis y el acné.
  • En la mejora y bienestar de nuestro cerebro, al ayudarnos a descansar y relajarnos lo suficiente gracias a la relajación de los músculos que provoca y que es vital para poder sentirnos bien mentalmente.

Conclusiones sobre el consumo de semillas de cannabis

En definitiva, cada vez son más los adeptos a este tipo de semillas que añadir a nuestras comidas de la misma forma que hemos añadido otras con normalidad como son las semillas de chía.

La gran cantidad de ventajas que pueden aportarnos son cada vez más secundadas por la comunidad científica, además de no tener ningún efecto negativo demostrado. Comprar unas semillas de cannabis es totalmente sencillo en muchos lugares físicos de ciudades de España como Madrid o Barcelona, o bien a través de internet.