¿Cuales son las ventajas y desventajas de la globalización?

La globalización se refiere a varios conceptos diferentes, todos reunidos en un solo paquete. Puede referirse a la facilidad con que las empresas realizan operaciones en países distintos del suyo. Algunos consideran este tema como una forma de crear un mundo sin fronteras nacionales. Hay conceptos de comunicación, acceso a la información y desarrollo de la tecnología que deben considerarse también al examinar este tema.

Aunque el tamaño geográfico de nuestro planeta sigue siendo consistente, la forma en que interactuamos entre nosotros cambia cada minuto. A pesar de que más de 200 países trabajan independientemente por sus mejores intereses, todos nos unimos en formas de hacer del mundo un lugar mejor. Si tienes acceso a una computadora o un dispositivo móvil con datos o un ISP, entonces puedes comunicarte con cualquier otra persona en el mundo con la misma configuración.

Estamos más cerca que nunca. Esa cercanía también significa que los grupos de personas están más separados que nunca antes. Los vecindarios se forman en torno a intereses comunes o perspectivas políticas más que nuestra humanidad común. Las restricciones de viaje dictan dónde pueden ir algunas personas y otras no.

Como muestran las ventajas y desventajas de la globalización, aunque haya progreso, también estamos dando pasos atrás.

Lista de las ventajas de la globalización

1. La globalización nos permite unir todos nuestros recursos.

Uno de los mejores ejemplos de la globalización en nuestra vida es la construcción de la Estación Espacial Internacional. El coste de la construcción de la ISS fue de 150.000 millones de dólares. Comparado con la estación Mir de 4.200 millones de dólares, el precio es astronómico. Cuando se lanzó el primer componente de la ISS en 1998, cinco programas diferentes se unieron para unir la propiedad, el costo y las operaciones. Los Estados Unidos, Rusia, Canadá, Europa y Japón están involucrados en el financiamiento y en la continuación de las operaciones del programa.

Cuando las naciones trabajan juntas para financiar objetivos comunes, entonces más dinero se vuelve útil para otras necesidades que no sean la defensa nacional. Imagine lo que podríamos hacer si el billón de dólares gastado anualmente en la guerra y la defensa pudiera ser utilizado para el bien mayor global.

2. La globalización también reduciría los problemas de explotación laboral.

Cuando las fronteras se vuelven menos restrictivas en todo el mundo, la gente tiende a moverse a lugares donde existen sus mejores oportunidades. Bajo la estructura actual de nuestro planeta, las naciones empobrecidas con un nivel de vida más bajo ofrecen salarios que el mundo desarrollado encontraría abismales. Alguien en Bangladesh que hace ropa para 10 horas al día gana menos en un mes de lo que algunos trabajadores en los EE.UU. ganan antes del almuerzo.

Si nos centramos en la globalización, podríamos reducir los problemas de trabajo infantil. La preocupación por la trata de personas se vería limitada por una mayor libertad en las fronteras. La gente podría vivir, trabajar o ir a donde quisiera con menos restricciones, haciendo más fácil perseguir sus sueños.

3. La globalización reduce las perspectivas de la tiranía.

A medida que el mundo avanzaba lentamente hacia la globalización en el siglo XX, las naciones se dieron cuenta de que el hecho de tener un poder concentrado con una sola administración reducía las posibilidades de que se produjera una tiranía en los bolsillos de todo el mundo. Aunque todavía hay problemas con la opresión gubernamental, incluyendo los ataques químicos a centros poblados en Siria, el número de incidentes está disminuyendo lentamente.

Cuando seamos capaces de movernos hacia una sociedad centrada en el mundo en lugar de una centrada en la nación, estos problemas seguirán disminuyendo con el tiempo.

4. La globalización mejora el acceso a la comunicación.

La Administración Trump anunció nuevas restricciones de viaje en septiembre de 2017 para centrarse en 8 países: Corea del Norte, Chad, Libia, Irán, Siria, Somalia, Yemen y Venezuela. «Hacer que América sea segura es mi prioridad número uno», el presidente Trump twiteó al anunciar esta decisión. «No admitiremos en nuestro país a aquellos que no podemos examinar con seguridad».

Bajo una perspectiva de globalización, la gente tendría sus riesgos asociados por una perspectiva central. Sería como si las Naciones Unidas examinaran a los inmigrantes en vez de a cada país. Al reducir las restricciones fronterizas, mejoramos el acceso a las comunicaciones porque ya no estamos restringiendo los movimientos y acciones de las personas en cada nación.

5. La globalización eliminaría los paraísos fiscales para los individuos y las empresas ricas.

Los paraísos fiscales se definen como un país o área independiente donde las tasas de impuestos son bajas. Ofrecen a las empresas e individuos extranjeros la oportunidad de mantener sus beneficios en instituciones locales con poca o ninguna responsabilidad. Estos paraísos comparten poca o ninguna información sobre estas finanzas con otras autoridades fiscales.

La globalización reduce esta cuestión porque elimina las estructuras administrativas existentes que permiten a los ricos ocultar sus fondos para no pagar impuestos. Eso significaría que estas empresas y personas serían tratadas como un ciudadano promedio lo es hoy en día. Una mayor transparencia aquí llevaría a una mejor financiación de los programas sociales, lo que podría reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria con el tiempo.

6. La globalización ayudaría al mundo en desarrollo a progresar más rápidamente.

La mayor parte del mundo actual no está desarrollado. Fuera de unos 40 países que han pasado por su propia versión de la Revolución Industrial, el resto de la población sigue luchando como una sociedad principalmente agrícola. Si se redujeran las restricciones fronterizas, se crearan formatos de pago comunes y se abriera el acceso a los productos mediante la reducción de las barreras a la exportación, más personas podrían mejorar su modo de vida. Los mayores ingresos a menudo conducen también a menores tasas de mortalidad materna e infantil, lo que significa que estaríamos salvando vidas con este esfuerzo.

7. La globalización reduciría los problemas de manipulación de la moneda.

Hay tres monedas principales que se comercian en el mundo hoy en día: el dólar, el euro y la libra esterlina. Cuando una nación ofrece acceso a una moneda más débil, aquellos con monedas más fuertes compran y venden más a menudo con ellas. Ofrece un mejor valor que el gasto en casa. La globalización reduciría los esfuerzos realizados para construir la debilidad o la fuerza de estas monedas para influir en los mercados locales. Estaríamos trabajando hacia una sociedad en la que el crecimiento económico se produce a escala global en lugar de sólo en las economías locales.

8. La globalización fomenta el libre comercio.

Las fronteras crean restricciones al libre flujo de bienes y servicios. Un ejemplo de esta cuestión es un derecho y los impuestos pagados sobre los bienes importados originarios de los EE.UU. cuando se compran en Canadá. Estos impuestos se aplican a los artículos de lujo y otros artículos de alto valor. El impuesto sobre el valor añadido en el Canadá puede recaudarse a una tasa del 13%. Los canadienses utilizan los receptáculos del servicio de envío en lugares como Point Roberts, WA para evitar este impuesto simplemente porque las leyes no se han globalizado como nuestro acceso a los bienes.

Actualmente hay más de 1.500 restricciones diferentes en el mercado mundial de importación y exportación en este momento.

9. La globalización podría crear más oportunidades de empleo.

Con menos barreras al mercado de importación/exportación, el costo de producir bienes u ofrecer servicios disminuiría sin afectar los márgenes de ganancia de las empresas. Los consumidores se beneficiarían de los precios más bajos, consumirían más y crearían más oportunidades de empleo en todo el mundo. Al crear un entorno en el que se fomente el libre comercio, se produciría más innovación, creatividad y compromiso en todos los niveles de la sociedad.

Y ahora, la lista de las desventajas de la globalización

Más en Nanova ||  Hace 80 años, se descubrió la Cueva de Lascaux, un monumento único de pintura primitiva.

1. La globalización puede fomentar más deslocalización en lugar de menos.

Al haber menos restricciones a nivel nacional, algunas empresas pueden utilizar la deslocalización en su beneficio. Incluso si mantienen los puestos de trabajo en el país, la amenaza de enviarlos a una región diferente y más barata en el extranjero podría utilizarse para justificar la reducción de los salarios en el país. El resultado final de un esfuerzo por eliminar las fronteras sería un aumento de los salarios en el mundo en desarrollo, pero una disminución en los países desarrollados. Muchos hogares podrían ver bajar su nivel de vida si no se producen simultáneamente disminuciones de los precios de los productos de consumo.

2. La globalización beneficia más a los ricos que a los pobres.

En algunas naciones existen impuestos sobre el valor añadido superiores al 25%. Los aranceles por encima del 70% existen para algunos productos. A menos que se eliminen completamente las fronteras, las ventajas de la globalización son difíciles de lograr. Las personas que tienen el poder de dictar la política cosecharían las recompensas más significativas. Aquellos con dinero para invertir verían que sus cuentas bancarias continúan creciendo. Al mismo tiempo, los hogares que viven de sueldo en sueldo tendrían dificultades para acceder a lo que necesitan, lo que suprimiría su capacidad para conseguir un trabajo mejor.

3. La globalización fomentaría la transferencia de enfermedades.

El resultado del intercambio colombiano fue profundo en ese momento. Más del 90% de algunos centros de población murieron debido a su exposición a la viruela, la varicela y otras enfermedades a las que los europeos eran algo inmunes en ese momento. Los europeos trajeron de vuelta la sífilis y otras enfermedades también. Si se reducen los viajes globales, los problemas de la malaria y las enfermedades tropicales podrían extenderse a partes del mundo donde la exposición es mínima. La tuberculosis, ciertas cepas de gripe y otras enfermedades contagiosas podrían producir brotes a niveles epidémicos.

4. La globalización podría reducir los programas de redes de seguridad social.

La mayoría de las naciones hoy en día ofrecen a aquellos en extrema pobreza acceso a programas de redes de seguridad para suministros básicos. Incluso en los Estados Unidos, programas como WIC y SNAP ofrecen acceso a alimentos y cuidados a aquellos que no pueden pagarlos por sí mismos por cualquier razón. Cuando reduzcamos o eliminemos las fronteras, habrá un cambio probable en los programas sociales para beneficiar a aquellos que ganan menos de 2 dólares por día, mientras que se ignoran las necesidades de los que están en casa. Los hogares que viven en la pobreza en los Estados Unidos o el Reino Unido encajan en una definición diferente cuando se comparan con la pobreza mundial.

5. La globalización crearía un nuevo sistema de política.

Ya hemos recibido un adelanto de lo que sería una sociedad global desde una perspectiva política. Los individuos y organizaciones que más gastan para presionar a los políticos recibirían la mejor oportunidad de que sus necesidades sean satisfechas primero. Hemos visto miles de millones gastados en las elecciones de EE.UU. últimamente para influir en la legislación y la política para ser favorable a resultados específicos. Este asunto se traduciría en una economía global, donde sólo los más ricos e influyentes influenciarían las leyes que impactarían a todos.

6. La globalización no impediría el consumo de recursos.

El objetivo de la globalización es igualar los patrones de consumo de las poblaciones de todo el mundo. Aunque habría un movimiento para lograrlo, no se puede eludir el hecho de que las naciones más ricas seguirán consumiendo la mayoría de los recursos. Los 20 países más ricos del mundo consumen hoy en día casi el 90% de los recursos del planeta cada año. Los Estados Unidos constituyen el 5% de la población mundial en este momento, pero consumen el 24% de la energía del mundo como país.

Si se observan las tasas de consumo de energía per cápita a nivel mundial, un estadounidense consume tanta energía como 31 personas en la India. Si vas a una nación en desarrollo, se necesitan 370 etíopes para usar la misma cantidad de energía que un solo ciudadano estadounidense usa para satisfacer sus necesidades.

7. La globalización haría más fácil que la gente hiciera trampas.

Las estadísticas de consumo (especialmente de alimentos) ya nos muestran que los que están en el poder le quitan la mayoría de los recursos a la población en general. Los estadounidenses consumen casi 200.000 millones de calorías más al día como nación de las que necesitan, lo que significa que 80 millones de personas pasan hambre innecesariamente debido a estos hábitos de consumo. Alrededor de 200.000 toneladas de alimentos comestibles se desechan diariamente en los Estados Unidos. A la edad de 75 años, la persona promedio en los EE.UU. crea 52 toneladas de basura.

La globalización probablemente centralizaría la distribución de los recursos necesarios. Si sólo unos pocos controlan el acceso a la mayoría, las posibilidades de influir negativamente en las poblaciones a gran escala aumentan cuando se reducen las fronteras.

8. La globalización no arregla la falta de habilidades.

El futuro del empleo implica programación, robótica e inteligencia artificial. Los trabajadores que se adaptan a la automatización con su conjunto de habilidades son los que tienen más probabilidades de encontrar empleo en las próximas generaciones. Los empleos que requieren funciones repetitivas serán los primeros en desaparecer, que son las oportunidades de empleo que se encuentran a menudo en el mundo en desarrollo. Si no se dispone de aptitudes significativas para una economía globalizada, podría haber una mayor tasa de desempleo si se reducen las restricciones fronterizas, ya que sólo se capacitaría para la nueva economía a los habitantes del mundo desarrollado.

A menos que se apliquen nuevas oportunidades de desarrollo profesional con las estructuras de la globalización, es probable que las fronteras entre el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo sigan existiendo.

9. La globalización cambia la forma en que los humanos se identifican a sí mismos.

Los humanos ya son ciudadanos globales en algunos aspectos. Todos compartimos el mismo planeta, después de todo, así que estamos unidos con ese terreno común. Sin embargo, si perdemos las fronteras, también perdemos una parte de nuestra cultura, etnia o patrimonio familiar. Las personas se identifican a sí mismas en base a su historia, por lo que ser irlandés en un mundo global tendría menos impacto del que tiene hoy en día. Ya vimos cómo funciona esto cuando Texas llegó a los EE.UU. después de ser una nación independiente. Algunos tejanos se etiquetan a sí mismos como tales primero, pero muchos se ven a sí mismos como americanos antes de ser tejanos.

10. La globalización impactaría negativamente en el medio ambiente.

Ya hemos visto lo que el libre comercio hace al medio ambiente. Las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron en 2018 a pesar de los esfuerzos para reducirlas. Los microplásticos invadieron nuestros océanos, creando impactos negativos en la vida marina. Las aguas de nuestro planeta se están acidificando lentamente, creando impactos económicos y sanitarios cada día. Más de 200.000 estadounidenses mueren cada año debido a la exposición a la contaminación. Si se quitan los topes de lo que no está permitido a través de la globalización, entonces este asunto seguirá empeorando.

Las ventajas y desventajas de la globalización nos muestran que un mundo libre para moverse y comunicarse ofrece numerosas oportunidades como para perseguirlo. También nos muestra un planeta en el que pueden existir menos oportunidades para los trabajadores y las familias que están empleados en puestos de baja cualificación. Tenemos muchos desafíos que afrontar en los próximos años a medida que el mundo sigue siendo un lugar más pequeño. Por eso debemos examinar continuamente estas cuestiones para asegurarnos de que todos tengan una oportunidad justa de encontrar el éxito.

Comparte en: