|

¿Cómo funciona una batería solar? Aspectos fundamentales y otras alternativas

Si ya has decidido instalar paneles solares en tu hogar, es posible que estés considerando agregar una batería solar. Con ella, puedes almacenar la energía solar excedente que no puedas utilizar en el momento de su generación para aprovecharla cuando no haya suficiente luz solar. Repasaremos los conceptos clave sobre su funcionamiento y exploraremos otras opciones disponibles para aprovechar tus excedentes de energía.

Cuando nos enfrentamos al «dilema» de qué hacer cuando no hay sol y tenemos paneles solares instalados, la primera solución que se nos viene a la mente es agregar una batería solar a la instalación (aunque más adelante veremos que no es la única opción). Este dispositivo nos permite almacenar la energía generada pero no utilizada en el momento de su generación, es decir, los excedentes de energía solar, para tenerla disponible cuando no podamos satisfacer directamente nuestra demanda energética con los paneles solares.

Sin embargo, ¿por qué mencionamos lo de «física»? Porque actualmente existe otro tipo de batería disponible, conocida como batería virtual. A diferencia de su predecesora, la batería virtual no requiere una inversión inicial, no agrega costos adicionales al importe que has pagado por tus paneles solares y te ayuda a ahorrar sin gastar ni un euro más desde el primer día. Y lo mejor de todo es que aprovecha al máximo el potencial de tu tejado para que ahorres no solo en el consumo de energía de tu factura, sino mucho más allá.

vrbtsazl.bmp

Conceptos básicos de una batería solar

Las baterías solares son dispositivos diseñados para complementar los paneles solares en un sistema de energía solar fotovoltaica. Son especialmente útiles en viviendas, ya que permiten almacenar la energía sobrante que no se ha utilizado en el momento de su generación, es decir, los excedentes de autoconsumo de energía solar, para poder utilizarla en cualquier otro momento.

Estas baterías suelen ser cada vez más compactas y generalmente se instalan en la pared, cerca del cuadro eléctrico y del inversor (el dispositivo que convierte la corriente continua captada por los paneles en corriente alterna) del sistema solar. De hecho, es recomendable elegir una batería solar del mismo fabricante que el inversor, principalmente debido a la facilidad de integración entre ambos componentes y la posibilidad de agregar elementos adicionales en el futuro, como los cargadores para vehículos eléctricos. Otro consejo importante es asegurarse de que la capacidad de almacenamiento de la batería sea de 1 o 2 veces la potencia máxima del sistema solar.

Estos dispositivos suelen estar en funcionamiento constantemente debido a su doble función: acumular energía para su uso durante la noche y compensar los déficits de energía cuando los paneles solares no generan suficiente electricidad para satisfacer la demanda energética. Esta última situación puede ocurrir debido a condiciones climáticas que reducen la eficiencia de los paneles durante ciertas horas o porque hay otros dispositivos conectados al mismo tiempo.

En un día soleado, la batería virtual se recarga gradualmente a lo largo del día. Durante las horas en las que no estamos en casa o cuando el consumo de energía es bajo, las baterías aprovechan para recargarse.

Existen varios tipos de baterías solares según diferentes características. Por ejemplo, en función de su ciclo de producción:

  1. ·Baterías solares de ciclo bajo: se debe evitar que se descarguen por debajo del 20%. Son más sensibles y su vida útil puede reducirse fácilmente debido a las descargas excesivas.
  2. ·Baterías solares de ciclo profundo: este tipo de batería solar es más resistente que las anteriores y puede descargarse varias veces por debajo del 80% sin perder eficacia. Por eso tienen una vida útil más larga.
  3. Además, las baterías solares se clasifican según el tipo de fabricación y los materiales utilizados:
  4. Baterías solares de ácido y plomo.
  5. Baterías solares líquidas (electrolito y electrodos en estado líquido).
  6. ·Baterías solares AGM (Absorption Glass Mat) (fibra de vidrio impregnada de ácido).
  7. ·Baterías solares de litio.

Es evidente que existe una amplia variedad de opciones en el mercado para satisfacer casi cualquier necesidad. Sin embargo, las baterías solares «físicas», para diferenciarlas de las virtuales, presentan un par de desventajas: por un lado, implican un coste adicional significativo en comparación con el coste total de la instalación; por otro lado, el ahorro solo se aplica al consumo, mientras que, con una batería virtual, en nuestro caso, el ahorro se puede aplicar a toda la factura.

image 18 08 2023 15 38 54

¿Cómo funciona la batería virtual de Holaluz?

Con nuestra batería virtual, vamos más allá de una batería solar física y te explicaremos por qué. Comenzamos con un estudio personalizado de cada caso, sin costo ni compromiso alguno. El objetivo siempre es aprovechar al máximo las posibilidades de tu tejado instalando el mayor número de paneles solares posible para lograr el máximo ahorro.

Una vez que determinamos la cantidad de paneles que se pueden instalar, teniendo en cuenta las demás características de tu sistema solar, calculamos una cuota fija de ahorro que se obtiene a partir de la suma de la previsión de tu autoconsumo (la energía que utilizas en el momento de su generación) más la previsión de tus excedentes.

Al ser una cuota fija, podemos aplicarla a toda la factura, no solo al consumo. A partir de ahí, el objetivo es reducir tu factura a 0 €, pero si el ahorro supera esa cantidad, te ofrecemos estas tres opciones:

  1. Aplicarlo a la factura de otra vivienda tuya (incluso instalar paneles en una segunda residencia y usar el ahorro para ambas facturas, por ejemplo, la de esa casa y la de tu apartamento en la ciudad).
  2. ·Abonarlo a tu cuenta (con un límite máximo de dos pagos anuales de 300 € cada uno).
  3. Y una tercera opción «en progreso» que esperamos implementar muy pronto: permitirte guardar ese ahorro adicional para utilizarlo en la factura del mes siguiente en la misma vivienda donde tienes instalados los paneles solares.

Como siempre decimos, cada caso es único, por lo tanto, es necesario realizar un estudio personalizado para determinar, según tus preferencias y necesidades, y considerando las características de tu tejado, si lo más conveniente para ti es una batería solar física o una batería virtual. Si tienes alguna pregunta, como siempre, estaremos encantados de leer tus comentarios. 🙂