Se ha desarrollado una nueva droga para la terapia genética.

Científicos de la Universidad Médica Estatal de Kazan han desarrollado y patentado un nuevo medicamento: el leucocentrico genéticamente modificado. Esto significa que basado en las células sanguíneas del paciente y los genes curativos humanos ayudará a combatir las enfermedades degenerativas, isquémicas e infecciosas, informó RIA Novosti. La investigación cuenta con el apoyo de la Fundación Rusa para la Ciencia (RSPF).

Hoy en día, la terapia génica se está volviendo cada vez más popular. Este tratamiento implica la introducción de material genético «sano» en el cuerpo que puede reparar o reemplazar defectos en el ADN del paciente para eliminar la causa de la enfermedad, no sus síntomas. Si el tratamiento tiene éxito, la función del gen dañado será restaurada.

Sin embargo, la terapia génica también tiene riesgos: la posible transformación maligna de las células de los pacientes. Este hecho es uno de los principales obstáculos para la amplia aplicación de la terapia génica.

«Los enfoques de la terapia génica se están introduciendo bastante lentamente en la medicina práctica debido a los altos riesgos y costos», el comunicado de prensa de la RNF cita a Rustem Islamov, jefe de la investigación, profesor de la Universidad Médica Estatal de Kazan. – La corrección de los procesos patológicos con la ayuda de leucocitos genéticamente modificados puede convertirse en una de las tendencias de vanguardia de la terapia genética».

El método propuesto por los científicos resuelve otro problema de la terapia genética, relacionado con la entrega de material genético. Hoy en día hay dos formas principales de suministrar genes terapéuticos: con la ayuda de virus modificados inofensivos, que tienen mecanismos naturales para introducir nueva información en otro organismo, o con la ayuda de liposomas – burbujas de grasa. Gradualmente, el tercero, que utiliza los glóbulos blancos como transportador del ADN artificial de los leucocitos, también se incluye en la práctica médica. En el cuerpo, estas células actúan como protectoras contra los patógenos externos e internos, y son fáciles de obtener de la sangre del paciente.

Más en Nanova ||  De máquinas pesadas a plegables: La evolución de los portátiles

Los científicos de Kazan desarrollaron una forma simple, segura y económica de obtener un tipo de individuo para cada preparación de los pacientes: un concentrado genéticamente modificado de glóbulos blancos, que lleva nueva información en forma de ADN artificial.

La tecnología de esta droga personalizada es la siguiente. Los leucocitos son aislados de la sangre entera del paciente usando un almidón especial. A continuación se añade un gen terapéutico o una combinación de genes como parte de un virus previamente modificado y por lo tanto no peligroso. Después de eso, la droga se inyecta de nuevo en la sangre del paciente. Los glóbulos blancos se mezclan fácilmente con la sangre y penetran en diferentes tejidos sin causar una respuesta inmunológica. Y el material genético que transportan produce las proteínas necesarias para el paciente.

Los científicos están llevando a cabo estudios de prueba del medicamento en caso de lesión de la médula espinal en mini cerdos.

En el futuro, el uso de la tecnología permitirá a las personas hacer frente a las consecuencias de los accidentes cerebrovasculares, las lesiones de las células nerviosas y las enfermedades del sistema nervioso, fortalecer la inmunidad en las enfermedades virales, corregir el trastorno de la coagulación sanguínea, aumentar la tasa de regeneración del tejido óseo y no sólo – en función de los genes terapéuticos que llevarán los leucocitos.

Comparte en:
Ana Villanueva

Doctora en Educación por la Universidad de Chile en el año 2010. Subdirectora del Departamento Interfacultativo de Psicología Evolutiva y de la Educación. Experto profesional en E-learning 2.0: educación por internet y formación on-line; me fascina las ciencias de la salud.