Aquí están las increíbles imágenes del virus COVID-19 que abundan en las células de las vías respiratorias humanas

Un equipo de investigadores dirigido por Camille Ehre, profesora del Marsico Lung Institute de la Universidad de Carolina del Norte, ha tomado impresionantes imágenes de los virus SARS-CoV-2 que pululan sobre las superficies de las células de las vías respiratorias humanas infectadas. Estas fotografías de primer plano se hicieron gracias a un microscopio electrónico de…

Un equipo de investigadores dirigido por Camille Ehre, profesora del Marsico Lung Institute de la Universidad de Carolina del Norte, ha tomado impresionantes imágenes de los virus SARS-CoV-2 que pululan sobre las superficies de las células de las vías respiratorias humanas infectadas.

covid images
En las dos imágenes se pueden ver las estructuras tubulares llamadas «pestañas» en la superficie de la célula y los virus del SARS-CoV-2 haciendo enjambres tratando de introducirse (crédito: DOI: 10.1056/NEJMicm2023328 | NEJM).

Estas fotografías de primer plano se hicieron gracias a un microscopio electrónico de barrido particular que utiliza un haz de electrones enfocado para crear imágenes claras de este tipo.

Las imágenes, publicadas más tarde en un estudio que apareció en el New England Journal of Medicine, muestran varios virus SARS-CoV-2 (los que tienen forma de bola) que intentan ingresar a una célula epitelial de las vías respiratorias desde la superficie exterior. Esas estructuras de forma tubular son los «cilios», pequeños y numerosos orgánulos cortos de aproximadamente dos micrones (un micrón es una milésima de milímetro) que se encuentran en la superficie de las células.

Las estructuras puntiagudas particulares que recubren a los virus son las que dan nombre a esta familia (coronavirus) y que permiten que el propio virus entre a través de tipos particulares de ataques en las células.

Para obtener esta imagen, los investigadores «cultivaron» células de las vías respiratorias humanas en el laboratorio al infectarlas con el virus SARS-CoV-2. Después de solo cuatro días de infección, los virus e ya se habían multiplicado por millones (para un cultivo de células individuales, los investigadores calcularon 3 × 106, un número alcanzado en solo 96 horas después de la inoculación inicial).